Por 90 días congelan precios de naftas y gasoil

La intención del Gobierno es ir hacia una política que haga converger los valores locales del petróleo crudo con los internacionales. Actualmente, los precios internos son más altos en comparación con el resto del mundo y están subsidiadas sus exportaciones. Se trata de una política que se viene aplicando hace dos años, como forma de generar incentivos a la producción y rentabilidad del sector.

El pacto se firmó ayer por la tarde entre representantes de YPF, Shell y Pan American Energy. Además del congelamiento por tres meses de los precios de la nafta y el gasoil, el convenio incluye una baja gradual del petróleo, que será del 2% este mes, de 4% en septiembre, y 6% en octubre.

Actualmente, el barril de crudo está fijado en $54,9 para el tipo Escalante, que se extrae del Golfo San Jorge, y en $67 para el Medanito, producido en Neuquén. En Estados Unidos, el “light sweet crude” (WTI), referencia del crudo en Estados Unidos, para entrega en setiembre se ubicaba en los 43,51 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), mientras que el mismo producto estaba en 66 dólares en la Argentina.

Con la paulatina quita del subsidio, se prevé que el acuerdo termine afectando el nivel de actividad del sector, por lo que incluye un entendimiento que no afecte la paz social con los sindicatos y las provincias.

En sintonía con este cambio de dirección, el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados, Jorge Ávila vaticinó ayer que el valor interno del barril de crudo será liberado en enero y que bajaría a los niveles internacionales.