Tierra del Fuego, definiciones entre Bertone y Sciurano

Bertone llega con la ventaja de haberse impuesto en la primera vuelta del pasado domingo con el 42,27% de los votos, contra 34,27% de su rival. Además buscará la revancha de la elección de 2011 cuando la victoria se le escurrió de las manos frente a Ríos, quien la venció en el balotaje.

La clave para esta definición será el voto en blanco, que en la primera vuelta fue de 13%, y la concurrencia de quienes no sufragaron, el 30% del padrón. Hacía allí apunta Bertone, quien recibió un fuerte respaldo en el último día de campaña cuando mantuvo una videconferencia con la presidente Cristina de Kirchner, durante la cual la senadora destacó que con la gestión del Gobierno nacional la provincia “tuvo una reparación histórica” con la inversión en obras, beneficios impositivos, desarrollo industrial y energético. También el sciolismo viene dando un gran respaldo a la candidata. Varios miembros del gabinete bonaerense visitaron la provincia, incluyendo al propio gobernador y a su esposa Karina Rabolini. Este sábado llegó José “Pepe” Scioli, hermano del precandidato presidencial, quien militó en persona y en redes sociales la campaña de Bertone. No se descartan más visitas nacionales si los resultados de boca de urna son favorables.

El distrito electoral más grande de la provincia más joven del país es Río Grande, con 71.245 empadronados. Allí tendrá su búnker el kirchnerismo y esperará los resultados para festejar y ofrendar un triunfo a la fórmula que integran Scioli y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. De producirse, será un nuevo espaldarazo para el FpV en el camino hacia la sucesión de Cristina de Kirchner. Detrás de Río Grande, la capital provincial, Ushuaia cuenta con 57.561 electores y Tolhuin con 3.869.

Por su parte, Sciurano intentará revertir los resultados de la primera vuelta y volver a dejar con las ganas a Bertone. Desde el entorno del representante de UNIR TDF dijeron a ámbito.com que “fue una campaña difícil” debido a que enfrentaron “a todo el aparato nacional que envió muchos recursos”.

El radicalismo local advirtió en su campaña que un triunfo de Bertone provicaría en la provincia una fuerte concentración del poder. La semana pasada el FpV se quedó con las intendencias de Río Grande y Tolhuin; hoy podría hacer lo propio con Ushuaia. Además, tendrá 8 de las 15 bancas de la Legislatura.

Los votantes estarán distribuidos en 410 mesas divididas en 21 circuitos en las 46 escuelas afectadas a la contienda electoral. Además, están habilitados a sufragar en forma voluntaria 5.402 jóvenes de entre 16 y 18 años, y 441 extranjeros empadronados. Las mesas estarán abiertas desde las 8 hasta las 18, y según fuentes de la Justicia Electoral de la provincia consultadas por ámbito.com los primeros datos del escrutinio comenzarán a conocerse dos horas más tarde; para las 22 ya habría una tendencia definitiva. Recién ahí se sabrá quién será el próximo gobernador que asumirá el 17 de diciembre.

Ambos candidatos votarán en Ushuaia. Bertone emitirá su sufragio cerca de las 9 en la Escuela 22, mientras que Sciurano lo hará a las 11, en el Polivalente de Arte.

En la primera vuelta electoral, que tuvo una participación de casi 90 mil personas, Bertone obtuvo 37.994 votos (42,27%) contra 30.781 (34,24%) que alcanzó Sciurano. En catastrófico desempeño estuvo el representante del oficialista Partido Social Patagónico (PSP), Roberto Crocianelli, quien cerró con apenas el 4,7%.

Ríos, en tanto, anticipó que pedirá una auditoria de su gestión para avanzar en el traspaso del poder, aunque rechazó la posibilidad de una entrega anticipada del mando que, aseguró, será “ordenada”. “Pretendo que la transición no afecte la vida a los ciudadanos, por ello solicitaré una auditoría previa, como lo hice en 2007”, remarcó, en referencia al momento en que asumió su primera gestión. En esa línea, precisó que se hará un corte al 30 de junio.