Scioli ya eligió vicepresidente Zannini

Decir que lo eligió Scioli es una forma de decir…

El gobernador bonaerense y precandidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, anunció hoy que le ofreció al actual secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, ser su compañero de fórmula porque “siempre buscamos una complementación” lo que “fue conversado con la Presidenta” Cristina Fernández de Kirchner, según contó el mandatario provincial.

Sobre cómo fueron las definiciones para que Zannini fuera el elegido entre un grupo de dirigentes del FpV, Scioli contó: “Ayer me reuní con la Presidenta y charlamos sobre las candidaturas y le propuse que sea Zannini quien me acompañe porque es un gran dirigente y militante de las bases fundacionales”. “Siempre buscamos una complementación. En mi primera gobernación fue Alberto Balestrini y luego fue Gabriel Mariotto”, recordó el gobernador bonaerense.

El diputado nacional del Frente Renovador Gilberto Alegre manifestó: “Es evidente que si gana Scioli no va a gobernar. Le pusieron al guardacárcel. Está claro que si la gente elige a Scioli gobernará La Cámpora”.

Quién es Zannini?

Nació en la ciudad cordobesa de Villa Nueva, el 27 de agosto de 1954. Se graduó como abogado en la Universidad Nacional de Córdoba. Hijo de padre albañil y madre ama de casa, simpatizante de Boca Juniors y aficionado al tenis. Solía quedarse hasta la madrugada con Néstor Kirchner hablando de política en Olivos. Almuerza y cena frecuentemente ahora con la Presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia.

Zannini tiene cuatro hijos. Y dos de ellos con su segunda esposa, la actual, Patricia Alsúa. Comenzó a hacer política en los años 70, cuando militaba en Vanguardia Comunista, de extracción maoísta. En 1976, fue detenido por cuatro años en La Plata. Al ser liberado regresó a Córdoba y se recibió de abogado en 1981. En 1983, su amigo Roberto Arizmendi lo indujo a mudarse a Río Gallegos, y en 1984 conoció a Kirchner y a Cristina. Militó en la unidad básica Los Muchachos Peronistas en esa ciudad.

En 1987 Kirchner asumió la intendencia de Río Gallegos y lo designó secretario de Gobierno Municipal. En 1991, lo nombró ministro de Gobierno de Santa Cruz, y en 1999, Kirchner lo ungió presidente del Superior Tribunal de Justicia.

Dentro del Gobierno, fue el inspirador de La Cámpora y de Unidos y Organizados. También mantuvo la relación estrecha con el ex CEO de Torneos Alejandro Burzaco, en los contratos para Fútbol para Todos; interactuó con el ex presidente de la AFA Julio Humberto Grondona, y es el impulsor de los negocios de empresarios vinculados al kirchnerismo como Cristóbal López (Indalo) y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería).

Además, Zannini fue un fuerte operador en la Justicia cuando Esteban Righi era procurador general de la Nación y lo es hoy con la actual procuradora, Alejandra Gils Carbó. En la ex SIDE mantuvo aceitados vínculos con Fernando Pocino, ahora hombre fuerte del organismo, y también con el jefe del Ejército, teniente general César Milani, que controla todo el aparato de inteligencia militar.

En mayo último, Zannini respiró aliviado: el juez federal Luis Rodríguez sobreseyó a su segundo, Carlos Liuzzi, por una causa de encubrimiento a favor de la financiera Propyme durante un allanamiento del juez federal Norberto Oyarbide.