En Mendoza gana la UCR y el PRO

Con el 94,3% de las mesas escrutadas, Cambia Mendoza obtenía el 46,5% de los votos, mientras que el FpV -que pasadas a las 21.15 reconoció la derrota- conseguía un 39,3% de adhesiones. El tercer lugar quedaba para el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), con un destacable 10,37%.

La fórmula opositora vencedora está integrada por el actual intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, y la filosa senadora nacional Laura Montero -primera mujer en la historia de la provincia en llegar a ser vicegobernadora-, ambos radicales.

El binomio contó desde el inicio de la campaña con el apoyo de los precandidatos presidenciables de la UCR, del PRO y del Frente Renovador Ernesto Sanz, Mauricio Macri -ayer estuvieron juntos en el búnker- y Sergio Massa, respectivamente, aunque con menor presencia del último. A nivel local recibió el aval del alicaído Partido Demócrata.

“Hemos triunfado ante un grupo que contó con mucho poder en la provincia y en los municipios, pero creemos que debemos invitarlo al diálogo constructivo. Quiero crear un clima de convivencia política como debemos tener los mendocinos y los argentinos”, manifestó tras la victoria Cornejo, quien invitó al actual gobernador Francisco Pérez, a desayunar hoy a su casa dialogar en privado.

El triunfo -la UCR incluso ganaba los dos municipios más grandes en cantidad de habitantes, Guaymallén y Las Heras- disparó ayer una inyección de optimismo en todo el arco de la oposición a nivel nacional, ya que este distrito se disputó mano a mano con Casa Rosada, que llevó aquí a sus principales figuras nacionales, Cristina de Kirchner y Daniel Scioli, para apoyar a la fórmula oficialista conformada por el senador nacional Adolfo Bermejo y el ministro de Transporte local, Diego Martínez Palau.

Cornejo pretende replicar la -reconocida y aceptada- gestión realizada en Godoy Cruz en el resto de la provincia. Su primera premisa es apaciguar, en el mediano plazo, al grave problema de inseguridad en Mendoza. “Nadie va a resolver esta problemática de un Gobierno para otro. Lo que entiendo es que si no reorganizamos el Estado, no vamos a conseguir la prevención del delito ni la sanción efectiva”, señaló el electo gobernador.

Con los resultados finales, el radicalismo tendría junto con sus aliados la mayoría en la Legislatura provincial (Diputados y Senadores), aunque necesitará del peronismo para conseguir los dos tercios para, por ejemplo, avalar la posibilidad de endeudamiento.