Elecciones 2015, debate de candidatos porteños

Anoche se realizó en el programa A Dos Voces, donde se vieron tres cosas, un candidato preparado, otro que sólo sabía de aviones y poco conoce del cargo al que se presenta, y el tercero demasiado “despeinado” de ideas.

En un programa que fue grabado en la tarde del miércoles, con una mecánica organizada alrededor de cuatro puntos temáticos (Seguridad, justicia y derechos humanos; Desarrollo Urbano; Desarrollo Social y modelo político).

El debate fue intenso, con estrategias que quedaron de manifiesto desde el arranque del programa, ya en el minuto de presentación. Mejor posicionado para el 5 de julio a partir del resultado de las primarias, Rodríguez Larreta buscó esquivar las discusiones y enunciar “propuestas”, con el argumento de que los porteños “ya tienen una opinión formada sobre la gestión” en la Ciudad y que quería hablar sobre el “futuro”. Lousteau intentó correrse de la polarización entre el kirchnerismo y el PRO, e incluso soltó algunos elogios al gobierno de Mauricio Macri, aunque le tiró con munición gruesa a Larreta -llegó preparado con gráficos- y por momentos lo dejó sin respuesta. Recalde insistió con su objetivo de contrastar “dos modelos diferentes”, con referencias a la gestión nacional, y como contrapartida incluyó a sus rivales como parte del mismo espacio, por la confluencia en el frente Cambiemos para las presidenciales.

Recalde disparó a dos bandas, siempre con el objetivo de asociar a sus rivales con el “pasado” y un modelo antagónico al de Cristina. En un momento mostró dos imágenes de policías reprimiendo, una de la Metropolitana y otra de diciembre de 2001. Ahí le endilgó que Chrystian Colombo, jefe de Gabinete de De la Rúa, integra su espacio. Lousteau no la pasó bien al final, cuando también Recalde lo arrinconó con su falta de definición para las presidenciales: mencionó a Margarita Stolbizer, Sanz y Carrió, aunque los kirchneristas lo corrieron -Gabriela Cerutti, fuera de cámara- con que terminará votando a Macri. Acaso por sus menores chances de llegar al balotaje, Recalde fue el menos atacado: por su gestión en Aerolíneas, aunque sin profundizar, y algunas críticas sueltas al gobierno nacional. Al final hubo saludo de caballeros, y los tres dejaron el estudio conformes. En algún punto, habían conseguido sus objetivos.

A modo de cierre, Horacio Rodríguez Larreta mostró un compromiso escrito del candidato del PRO para demostrar que en caso que se imponga “transferiremos la justicia penal, las fuerzas de seguridad y los servicios públicos” y resaltó lo hecho durante los últimos ocho años “con un gobierno nacional en contra”.

A su turno, Recalde explicó que en las próximas elecciones, “se definen dos modelos de ciudad”, uno “inclusivo con un proyecto que es hacer, al igual que lo hicimos en la Nación, una Buenos Aires con un Estado presente”.

Lousteau, pidió en cambio, una “ciudad con verdadera autonomía política independiente, moderna y equitativa”.

Usted decide a quien votar, a Jefe de Gobierno Porteño, o Gobernador de su Provincia, y especialmente a Presidente, pero piénselo bien, por el futuro de todos…