Cristina de Kirchner no será candidata

Más allá de no presentarse, es impensado creer que la mandataria vaya a dejar la vida política después del 10 de diciembre. La alta imagen positiva con la que comienza a despedirse de su gobierno y el encolumnamiento del FpV detrás de su figura muestran que sigue siendo el centro de la política nacional. “Cristina es el sol y tanto la oposición como el resto del kirchnerismo son planetas que orbitan a su alrededor”, la definió hace días un ex FpV ahora en el massismo.

Néstor Kirchner ya había dicho cuando dejaba la presidencia que iba a retirarse e irse “a un café literario”. Fue una humorada, que jamás se cumplió y su figura siguió siendo de máximo peso para la política los años posteriores. Desde el lugar que sea, todo indica que lo mismo ocurrirá con Cristina cuando deje el bastón presidencial.

Ayer al mediodía la Presidente ensayó un anticipó de esta decisión para ser leído entrelíneas: “Desde el lugar donde esté, siempre estaré junto a ustedes aún no los momentos más difíciles”, había lanzado a los pies del Monumento a la Bandera en Rosario.

La idea que quedó en los pasillos de la Casa Rosada fue el “ordenamiento” que generó la presidente con el cierre de listas. Con poco ruido, logró definir una sola precandidatura presidencial para el partido, y la foto de Kirchner, Zannini y Scioli en el helicóptero presidencial al volver de Rosario logró mostrar que, ante todo, la decisión final sigue siendo de ella.