Trump mantiene el Senado pero pierde la Cámara baja

Faltando sólo algunos resultados, la prensa y los analistas ya sacan cuentas con respecto a las elecciones de medio mandato realizadas el martes en Estados Unidos. A modo general, la lectura que se realiza este miércoles (07.11.2018) es que si bien no hubo una “ola azul” con triunfos demócratas, como algunos esperaban, la oposición a Donald Trump sí puede celebrar gracias al triunfo obtenido en la cámara baja.

Los republicanos, en cambio, pueden respirar tranquilos por haber conservado ciertas gobernaciones que estaban en riesgo y por haber ampliado su dominio en el Senado: tienen 51 senadores confirmados, otra victoria en Florida es casi segura y se vislumbra una en Arizona. En Misisipi habrá el 27 de noviembre una segunda vuelta. En caso de ganar, el partido sumaría 54 de los 100 puestos en el Senado.

Que los republicanos mantengan el Senado prácticamente le garantiza a Trump que no será tumbado en un “impeachment” después de que los demócratas abran en la Cámara de Representantes las investigaciones contra él que pretenden, ya que para aprobarlo se necesitaría el apoyo de 67 de los 100 senadores. Pero por seguro al mandatario le quedan dos años de gobierno incómodos por delante hasta que se presente a la reelección en 2020.

Distinto es el escenario en la Cámara de Representantes. La proyección de las cifras, a falta de la mayoría de estados de la costa oeste, apuntan a que los demócratas han logrado al menos los 23 asientos que necesitaban arrebatar a los conservadores para hacerse con la mayoría, un número que podría ampliarse hasta en otros diez escaños. El recuento de New York Times les otorga 229 bancas, frente a 206 de los republicanos. Hasta ahora, los republicanos tenían 235 escaños contra 193 de los demócratas y 7 vacantes.

Durante su discurso de victoria, la líder demócrata de la cámara baja, Nancy Pelosi, aseguró que “mañana será un nuevo día en Estados Unidos. Recuerden esta sensación: es el poder de ganar (…) Ahora de lo que se trata es de restaurar la Constitución, el sistema de ‘checks and balances’ (controles y contrapesos) frente a la administración Trump”, aseguró.

En el caso de las elecciones a gobernador, los demócratas consiguieron ganar cuatro nuevos estados.

Quién es Donald Trump realmente?

Donald John Trump (pronunciado en inglés: [ˈdɒnəld d͡ʒɒn trʌmp]; Nueva York, 14 de junio de 1946) es el 45.° presidente de los Estados Unidos desde el 20 de enero de 2017. Antes de entrar en la política, fue un empresario y personalidad televisiva.
Nacido y criado en un barrio del borough neoyorquino de Queens llamado Jamaica, Trump obtuvo el título de bachiller en economía en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania en 1968. En 1971, se hizo cargo de la empresa familiar de bienes raíces y construcción Elizabeth Trump & Son, que más tarde sería renombrada como Trump Organization.4​ Durante su carrera empresarial, Trump ha construido, renovado y gestionado numerosas torres de oficinas, hoteles, casinos y campos de golf. Poseyó los concursos de belleza Miss USA y Miss Universo desde 1996 hasta 2015, y ha prestado el uso de su nombre en la marca de varios productos. De 2004 a 2015, participó en The Apprentice, un reality show de NBC. En 2016, Forbes lo enumeró como la 324.ª persona más rica del mundo (113.ª en los Estados Unidos), con un valor neto de 4500 millones de dólares.1​ Según las estimaciones de Forbes en febrero de 2018, es la persona más rica del mundo en el puesto 766, con un valor neto de 3100 millones de dólares.

Trump buscó la nominación presidencial del Partido Reformista en 2000, pero se retiró antes de que comenzara la votación. Consideró postularse para el cargo como republicano para las elecciones de 2012, pero finalmente decidió no hacerlo. En junio de 2015, anunció oficialmente su candidatura para las elecciones de 2016, y se convirtió rápidamente en el favorito entre los diecisiete candidatos en las primarias republicanas. Sus rivales hacia el final suspendieron sus campañas en mayo de 2016, y en julio fue nominado en la Convención Republicana junto con Mike Pence como su compañero de fórmula. Su campaña recibió una cobertura mediática sin precedentes y gran atención internacional. Muchas de sus declaraciones en las entrevistas, en las redes sociales y en las manifestaciones de la campaña eran polémicas o consideradas falsas.
Ganó las elecciones generales del 8 de noviembre de 2016 contra la rival demócrata Hillary Clinton, y accedió a la presidencia el 20 de enero de 2017 a la edad de 70 años, por lo que ha sido el presidente con mayor edad en asumir este cargo en su país; asimismo, es el presidente con la mayor riqueza, el primero sin servicio militar ni cargo político ejercido anteriormente y el quinto en haber ganado por los votos del colegio electoral pese a perder la elección por voto popular.
En política interna, Trump ordenó una prohibición de viajar a ciudadanos de varios países de mayoría musulmana, citando preocupaciones de seguridad;​ una versión revisada de la prohibición fue implementada después de desafíos legales. Firmó la legislación de reforma tributaria que rebaja las tasas para beneficio de los ricos,​ rescindió la disposición del mandato de seguro individual de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible​ y abrió el Refugio Ártico para la extracción de petróleo.​ También promulgó una derogación parcial de la Ley Dodd-Frank que había impuesto restricciones más estrictas a los bancos después de la crisis financiera de 2008. Hizo docenas de nombramientos judiciales, incluido Neil Gorsuch a la Corte Suprema.
En política exterior, Trump ha seguido su agenda de America First (América Primero), una política populista que enfatiza el nacionalismo estadounidense.​ Retiró a los Estados Unidos de las negociaciones comerciales del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica19​ y el Acuerdo de París sobre cambio climático,​ revirtió parcialmente el deshielo cubano,​ reconoció a Jerusalén como la capital de Israel​ y se retiró del acuerdo nuclear de Irán.​ Impuso aranceles de importación a diversos productos de China, Canadá, México y la Unión Europea. Después de que Trump destituyese al director del FBI James Comey,25​ el Departamento de Justicia nombró a Robert Mueller asesor especial para investigar la coordinación o los vínculos entre la campaña de Trump y el gobierno ruso en su interferencia electoral. Trump ha negado repetidamente las acusaciones.