Las opciones disponibles para dolarizar los ahorros

Las opciones disponibles para dolarizar los ahorros. Cepo cambiario a poco de cumplir dos años, la inflación deteriorando el poder adquisitivo y la economía doméstica complicada, la escasez de alternativas para comprar dólares preocupa a los ahorristas.

Entre los bonos, una opción para dolarizar, hasta hace poco, fue el Bonar VII que asumió el rol que dejó el Boden 2012(se compraba en pesos y se adquirían dólares a su vencimiento -el último pago fue en agosto). El mercado estuvo atento a su comportamiento, el cual en las últimas semanas tomó relevancia ya que el precio implícito de ese título se ubicaba por debajo del precio del dólar libre.

El interés por el Bonar VII quedó visible al constatar el volumen operado en el mercado. En los últimos días antes del vencimiento final (el 12 de septiembre) llegó a mover más de $150 millones, producto de más de 1.000 operaciones. Sin embargo, el problema es que ahora el mercado bursátil se quedó prácticamente sin alternativas para conseguir dólares billete a través del mercado formal.

Al igual que en otros órdenes, acá también fue la intromisión de Guillermo Moreno, quien suspendió la operatoria conocida como “dólar MEP” (Medio Electrónico de Pago). La operación era parecida al contado con liquidación, ya que se realizaba mediante la compraventa de títulos públicos que cotizan en pesos para luego canjearlos por su versión nominada en dólares y se depositaban en una cuenta.

La verdadera intención del secretario de Comercio Interior era bajar la presión sobre el dólar con la aparición del Cedin y su cotización en el mercado formal. Este certificado, producto de la exteriorización de capitales, puede utilizarse para operaciones inmobiliarias y así acceder a los dólares. La intención era que reemplazara la compra directa de divisas.

Sin embargo, a dos meses y medio, el resultado es muy pobre: se suscribieron apenas 111 millones de esta herramienta y nunca llegó a cotizar en Bolsa. Los analistas creen que antes de fin de mes aumentará esa suscripción, ya que el 30 de septiembre vence el plazo del blanqueo, aunque no se descarta que el Gobierno anuncie una prórroga de la fecha de cierre. Cabe recordar que el equipo económico espera captar 4.000 millones de dólares.

Pero entonces, ¿qué opciones quedan en el mercado para dolarizarse? Hay dos alternativas para comprar en pesos y luego ir cobrando dólares. Una de ellas es el Boden 2015, otra el Global 2017 o el Discount. En estas tres alternativas, por ejemplo, se paga interés semestral en dólares.

Sin embargo, el diario especializado recuerda que el único vencimiento de capital que hay por delante es el del Boden 2015, que vence en octubre de ese año, pocos días antes de los comicios presidenciales.

La otra opción es el Cupón PBI, cuyo próximo pago será en diciembre de 2014, siempre y cuando la actividad económica crezca por encima del 3,21% este año. Sin embargo, se trata de una alternativa “imperfecta”, ya que faltaría más de un año para cobrar y aún subsisten algunas incógnitas sobre el nivel de expansión que informará el Indec.

Las opciones disponibles para dolarizar los ahorros