Inestable situación del sector inmobiliario en lo que va del 2013

Desde hace un tiempo se viene hablando de que la situación de dos importantes sectores de la economía no están funcionando de la mejor manera. En este sentido, tanto el alquiler y compra de viviendas como la construcción no pasan por un buen momento, debido a diferentes factores y en consecuencia otros sectores que dependen de ellos también se ven influidos.

Hace unos días, el Delegado Zona Sur del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios, Gabriel Moreno, contó acerca de la situación en la que hoy se encuentra el rubro inmobiliario: “En relación al 2012 hay una caída en las ventas de propiedades de alrededor de un 40 por ciento y no hay miras de que mejore, ya que se estima que durante todo el año se mantendrá similar”. Asimismo, indicó que el principal motivo es el cepo al dólar. Y en lo que tiene que ver con los alquileres, existe una escasez de propiedades.

Por su parte, y en relación a esto último, en ocasiones anteriores Moreno había manifestado que desde hace un tiempo la demanda de alquileres supera a la oferta. La ciudad ha crecido mucho y entre la gran cantidad de gente que viene a vivir y los estudiantes que llegan, los cupos se cubren y hay faltante de departamentos, y al mismo tiempo hay demanda de casas.

En cuanto a la venta de propiedades, inmobiliarias consultadas coincidieron en que el año pasado no fue uno de los mejores, principalmente por las dudas de la gente respecto a la situación del dólar.

Por otra parte, y en referencia a la construcción de viviendas, según refirieron desde diferentes empresas del rubro, la contratación de sus servicios cayó, en algunos casos, alrededor de un 30 por ciento en 2012. Para el presente año se estima que el panorama será similar debido a las pocas consultas que se han hecho hasta el momento. Finalmente, no se avecinan soluciones a corto plazo para revertir esta situación que atraviesan estos importantes sectores, con el agravante de que principalmente el rubro de la construcción es uno de los que más permite la motorización de otras economías.

El porcentaje de ventas a disminuido un 40% en relación al año pasado.