Frenan suba del dólar oficial con trabas a importaciones

El dólar mayorista interrumpió siete ruedas de subas importantes, en las que sumó 9 centavos, y se movió apenas una milésima de peso para cerrar en $ 8,269. El Banco Central (BCRA) mantuvo las compras de importadores a raya ya que, tras el default, las liquidaciones de exportaciones empezaron a disminuir. La entidad conducida por Juan Carlos Fábrega compró u$s 20 millones y las reservas ganaron apenas un millón para quedar virtualmente estables en u$s 28.924 millones. El dólar paralelo, por su parte, subió unos 10 centavos hasta quedar en torno a $ 10,80.

Tras la concreción del impago de los bonos Discount trabados por orden de un tribunal neoyorquino, la plaza cambiaria mayorista empezó a sentir los primeros efectos.

Uno de esos efectos de default mejor previstos por los operadores fue el desincentivo a la liquidación de exportaciones. Aunque desde la venta al exterior hasta el ingreso de las divisas al mercado Único y Libre de Cambios suelen mediar entre 30 y 90 días, los operadores que liquidan esos dólares tienen cierto margen de acción para elegir el momento para volcarlos al mercado.

El otro efecto del default es un mayor celo de la mesa del BCRA a la hora de determinar quién puede comprar divisas, cuántas y cuándo.

Según operadores, por segunda rueda consecutiva, los pagos autorizados por la mesa de la autoridad monetaria fueron más bien pocos. El corte nunca es absoluto ni afecta a las compras por montos menores a $ 200.000, Fábrega ha tratado de que las importaciones que necesitan las pequeñas y medianas empresas para seguir funcionando no se interrumpan, pero es notorio el efecto.

““La demanda en el mercado cambiario no es genuina y es inelástica al precio. Está determinada en realidad por las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) que autoriza Economía, el BCRA sólo administra cuándo se concretan””, dijo un operador bancario. “”Esas postergaciones, en estos dos días fueron muchas más de las que se vieron las últimas semanas””, agregó.

En un informe para sus clientes, un corredor cambiario contó una versión idéntica respecto a la rueda de ayer.

““Los exportadores cerealeros siguen liquidando muy poco, y las pocas autorizaciones del citado Banco Central no alcanzaron para equilibrar la oferta con la demanda””, escribió.

Según calcularon operadores, ayer se liquidaron entre u$s 50 y u$s 60 millones de exportadores. La semana pasada el promedio diario fue de u$s 100 millones, mientras que en algunas semanas de julio se llegó a promedios diarios de u$s 150 millones.

Otra particularidad del mercado post-default es que las operaciones empiezan tarde. Recién en la última hora se operó la mayor parte de los u$s 177 millones transados ayer.

En el mercado cambiario paralelo, mientras tanto, la volatilidad que se vio en bonos y acciones ayudó a que el blue ganara unos 10 centavos hasta los $ 12,80.