Empresas vuelcan sus pesos al negocio de las cocheras

Las empresas que tienen excedente de pesos. Y otras que, por las restricciones oficiales, no pueden girar dividendos al exterior.  A casi un año y medio del comienzo delcepo cambiario, algunas compañías que operan en el país miran con mayor atención al mercado inmobiliario, volcando sus pesos en activos que dejen alta rentabilidad.

Y en el mundo del real state,  las cocheras se presentan como una buena oportunidad para diversificar inversiones, con una renta anual alrededor del 7 por ciento. Los casos son puntuales, pero marcan un camino. Una empresa ya compró 70 cocheras en la zona de Palermo y un frigorífico está por cerrar una operación por 150 cocheras, al no poder exportar sus productos.

“Creemos que las cocheras van a ser un bien inmueble cada vez más demandado, porque sólo en Capital Federal se patentan 130.000 autos por año”, dijo Alberto Súcari, director de la comercializadora Ecocheras, en una entrevista con Infobae. Las zonas más demandadas para los estacionamientos son Puerto Madero, San Telmo, el centro de Belgrano, Palermo Soho y Palermo Hollywood.

Como es un mercado atomizado y hay pocos estacionamientos en venta, algunos desarrolladores con trayectoria prevenden sus cocheras a estos grandes inversores, que pueden acompañar en la compra del terreno o en los costos de construcción. En estos casos, se suele vender el garage de un edificio a una sola empresa.

Si bien una cochera básica puede costar entre 18 y 20.000 dólares, el precio se puede disparar hasta los u$s40.000 según la ubicación. “Un estacionamiento con 100 cocheras puede costar 2,5 millones de dólares”, agregó Súcari. En promedio, el alquiler se paga entre los 600 y 1.000 pesos por mes.

El precio del inmueble en pesos se pacta entre comprador y vendedor, pero el dólar “celeste” –un valor promedio entre el oficial y el “blue”- es el más utilizado en las operaciones inmobiliarias y se usa como referencia en las tasaciones.

Germán Gómez Picasso, CEO de Reporte Inmobiliario, dijo que la compra de estacionamientos por parte de las empresas no es masiva, aunque “se puede convertir en una tendencia si continúa el cepo” cambiario.

Más allá de los estacionamientos, Picasso aseguró que el interés de las compañías también apunta a locales comerciales, para uso propio o como una forma de inversión. La razón es la misma: exceso de pesos o la imposibilidad de girar divisas. “Cuando compran un activo, tienen que justificar el porqué. Las empresas de retail compran locales en vez de alquilarlos, las de logística compran fracciones con buena ubicación, las de servicio adquieren edificios de oficina en bloque. Les tiene que servir para su actividad”, dijo a Infobae.

La compra de cocheras hoy atrae más a empresas nacionales que a las “multi”, porque la mayoría de las decisiones parten desde la casa matriz en el exterior. Hasta que las compañías puedan girar nuevamente sus fondos al exterior, la compra de inmueblesestá en la mira. Algunas concretan operaciones y otras siguen consultando, pero el interés se instaló en el mercado.