El dólar blue rebota como una pelota

El dólar blue se recuperó de la profunda baja que sufrió la semana pasada y volvió a los $13,40 a últimas horas del viernes. El sube y baja del blue fue acompañado por un “contado con liquidación” pinchado en torno a los $12,12 y una divisa oficial que no se mueve de los $8,51. Con más presión devaluatoria que llega desde Brasil por la suba del real y la desconfianza del mercado en la estabilidad de los tipos de cambio paralelo, la paz cambiaria de Vanoli necesitará sumar más buenas noticias para mantenerse en el tiempo.

El dólar negro cerró la semana anterior $13,38, casi 30 centavos por encima del valor al que terminó siete días antes. Se trató de una semana de altibajos en la que el precio en el mercado informal se derrumbó hasta los $ 12,65, su menor valor en tres meses, antes de rebotar con fuerza en un mercado reducido por el temor a inspecciones.

Con las bajas llegaron las sonrisas a las caras de los funcionarios, el titular del BCRA, Alejandro Vanoli, recibió en la calle Reconquista a los titulares de la Procelac, la Unidad de Información Financiera y la Comisión Nacional de Valores para “profundizar” los controles que acompañaron a las bajas.

Ahora la brecha que separa al blue del oficial pasó del 88% que mostraba en los últimos días de septiembre al 49% del lunes pasado, mientras el precio pasaba del récord de $ 15,95 a su mínimo de la semana pasada.

La brecha cambiaria que separa la cotización oficial del dólar de las paralelas mostró cierta resistencia a mantenerse debajo del 50% durante la semana pasada. En las cuevas y financieras que sostienen el mercado informal adjudicaron el rebote de corto plazo al renovado celo de contralor del Gobierno: más controles implican menos cuevas operando, y con menos oferta el precio sube. Además, otra hipótesis que explica las bajas es la extensión del “puré” –la compra minorista de dólar ahorro y su inmediata reventa en el mercado informal para hacer una diferencia en pesos– que habría afectado a los precios en los primeros días.

Algunos analistas afirman, en cambio, que la capacidad del Gobierno para generar confianza en el mediano plazo es limitada. “La fuerte retracción de las cotizaciones no oficiales del dólar y el achicamiento de la brecha cambiaria obedecen a un conjunto de factores que, a nuestro juicio, tendrán consecuencias limitadas en el tiempo” afirmó un informe de ACM, la consultora fundada por Javier Alvaredo y dirigida por Maximiliano Castillo.

Distintos análisis atribuyen a una serie de factores las bajas de los tipos de cambio paralelos. Entre ellos se cuentan la sugerencia realizada a las compañías de seguro para que vendan bonos en dólares, el swap con China, la negociación con cerealeras para aumentar los ingresos de divisas y los controles sobre el contado con liquidación.