El dólar blue cerró a $11.90 y seguramente hoy pasará los $12

Continúa su carrera alcista que ensaya desde hace 10 días el dólar paralelo no sólo se sostuvo, sino que se potenció ayer, al aumentar su precio de venta otro 4%, cerrar a 11,70 pesos y regresar así a valores que no mostraba desde mediados de febrero, cuando aún retumbaban en el mercado los coletazos del sorpresivo salto devaluatorio de fin de enero.

Apenas la entidad que preside Juan Carlos Fábrega tocó las tasas hacia la baja, los ahorristas volvieron al dólar. De esta manera, en las operaciones de última hora, el “blue” llegó a los $11,77 y quedó muy firme para la apertura siguiente a $11,90 en operaciones de postcierre. Que no extrañe, que la gente despierte con un dólar marginal a 12 pesos.

Que no extrañe que la gente despierte con un dólar marginal a 12 pesos

A esta altura del año, en 2013, el “blue” costaba $8,50 y la brecha con el oficial era de 61%. Ahora la diferencia entre los dos tipos de cambio -el oficial Banco Nación cerró a $8,06- es de 46,5 por ciento.

Pero detenerse en el “blue” para afirmar que la economía está dolarizada, es una visión egoísta. Los inversores más sofisticados buscan otra manera de dolarizarse. Los exportadores que, son los aliados del Banco Central para reforzar las reservas, se convierten en grandes demandantes de divisas con los pesos que reciben cuando liquidan los granos. Ellos compran dólares MEP en la Bolsa, o hacen operaciones de “contado con liquidación”.

La real magnitud de los mercados

La diferencia de movimiento con el mercado marginal es notable. El “blue” no mueve más de 8 millones de dólares por día, mientras que en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), los dos principales bonos en dólares con legislación argentina, negociaron 80 millones de dólares.

El mercado marginal mueve u$s8 millones y el de bonos más de 80 millones de dólares

De esta manera, el Boden 2015 tuvo un aumento de 4,06%, mientras el Bonar X, que vence en 2017, avanzó 1%. En dos días estos bonos, que tienen un rendimiento de 11% en dólares, subieron más de 5%. Mientras que el “blue” en ese lapso aumentó 6,7 por ciento.

El cupón PBI en dólares anotó un alza de 2,53%, mientras la versión en pesos subió algo más de 6% y fue el único activo en moneda local que interesó a los inversores.

El dólar “contado con liquidación”, que se utiliza para fugar capitales y cuyo valor surge de triangular bonos o acciones con dólares y pesos, subió 3% a $11,09. En los dos primeros días de la semana el alza llegó a 6 por ciento.

El contrataque del Banco Central se produjo en la licitación de las Lebac y Nobac donde mantuvo las tasas de interés sin cambios, y absorbió del mercado 1.350 millones de pesos, que compensan con creces los más de $400 millones que liberó para comprar u$s50 millones a los exportadores.

Atención con la suba de los bonos en dólares

Las carteras de los bancos guardan una buena proporción de estos títulos. Cada vez que tienen alzas, los balances de las entidades mejoran notablemente. Por eso, mientras el Merval, el índice de las acciones líderes de la Bolsa de Comercio, subió tan solo 0,62%, los papeles de las entidades financieras tuvieron avances superiores a 1,5 por ciento.

Lo que se destacó de este despertar del dólar, es que los inspectores del Central y de la AFIP no estuvieron controlando las cuevas ni los arbolitos, como en los días de Guillermo Moreno. La autoridad monetaria sigue apostando a las herramientas de la economía para frenar al dólar.

El precio del dólar paralelo tocó un máximo histórico de $ 13,10 en los últimos días de enero, en medio de la corrida cambiaria que desembocaría en la devaluación del oficial.