El dólar blue busca nuevos horizontes

El BCRA mantiene al mercado cambiario oficial anestesiado, al punto que durante la semana pasada logró comprar unos u$s 175 millones mientras que los importadores apenas si recibían autorizaciones para comprar las divisas que necesitan para concretar pagos al exterior. La semana pasada, además, el dólar en el mercado ilegal cayó 20 centavos en tres días y cerró a $ 11,05, un nivel cercano a los $ 10,65 a los que cotiza el dólar tarjeta.

Por otra parte, el dólar oficial se mantiene con mínimos movimientos, controlado por las intervenciones y límites que le impone el BCRA. La entidad conducida por Juan Carlos Fábrega autorizó muy pocas compras la semana pasada, con lo que evitó presiones alcistas para la moneda estadounidense, al tiempo que le permitió hacer algunas compras. El oficial mayorista cayó 1,3 centavo la semana pasada y los bajos volúmenes con escasa volatilidad fueron la norma.

La semana que empieza hoy tendrá las miradas puestas en la suerte que corra el blue. La flexibilización del cepo para compra de dólares ahorro minoristas más la menor liquidez en pesos del sistema financiero se combinaron para llevar al dólar paralelo hasta los $ 10,70 durante la semana pasada.

La divisa bajo y recuperó parte de lo perdido, pero de todas formas cerró en $ 11,05, veinte centavos por debajo de los $ 11,25 a los que había terminado la semana anterior.

La cercanía del precio del mercado ilegal con la más cara de las cotizaciones legales –el “dólar tarjeta” o “turista”, que cotiza a $ 10,65– disparó especulaciones respecto a una tendencia hacia la unificación de los distintos tipos de cambio paralelos, en caso de que la flexibilización de las trabas se profundice.