El dólar blue a $9.73

Incertidumbre es la palabra que se siente en Argentina  por la salud de la Presidenta y por las diferencias que se evidencian dentro del kirchnerismo, se trasladó al sector financiero. El dólar blue se disparó ayer once centavos y tocó los $ 9,73 en las cuevas. Según los operadores, la demanda se recalentó a partir del lunes, cuando se conoció que Cristina de Kirchner debía ser operada. Los bancos, por su parte, decidieron congelar la adjudicación de préstamos a largo plazo, a la espera de una nueva suba en las tasas y no aceptan nuevas operaciones de descuento de cheques de pago diferido con aquellos cuyo vencimiento supere los tres meses.

El dólar paralelo es uno de los termómetros del ánimo de los ahorristas y cerró el viernes a los $ 9,55, pero esta semana arrancó en alza. En tres días acumula una suba de 18 centavos y ayer se vendió en las cuevas a $ 9,73 (un 67% más que el tipo de cambio oficial), mientras que los arbolitos ya lo ofrecen a 9,85 pesos.

“La gente cobró y salió, una vez más, a buscar refugio para sus ahorros en el dólar. Hay mucha incertidumbre por cómo va a seguir el kirchnerismo en los próximos dos años”, explican desde un banco. “El problema de salud de Cristina sólo adelantó lo que se esperaba que ocurra después de octubre, la pérdida de confianza en la solidez del Gobierno”, agregan.

También preocupa a los bancos y a los grandes inversores la decisión de la Corte de EE.UU. de no tomar el caso Argentino en la puja judicial contra los fondos buitre. De hecho, el contado con liqui, subió ayer siete centavos, por lo que los inversores más sofisticados ya pagan hasta $ 9,24 por hacerse de dólares en el exterior y de manera legal.

Ante la incertidumbre, los bancos no se quedaron atrás. La excusa de una inminente suba en las tasas hizo que las entidades medianas frenaran nuevas adjudicaciones de créditos personales. Sólo apuestan a plazos menores a un año y dejaron de informar el costo financiero de algunas líneas. “Si el dólar blue sigue escalando, la tasa Badlar va a tener que subir porque es la única manera que tendremos para retener depósitos de los ahorristas. Si esto ocurre, tendremos que trasladar esa suba a las tasas que aplicamos por los créditos”, explican desde una entidad.

Otra medida que los bancos están tomando para cubrirse de lo que pueda pasar después de octubre con la economía es la de limitar las operaciones de descuento con cheques de pago diferido.

Algunas entidades sólo aceptan cheques con fecha de vencimiento anterior a diciembre, por temor a que pasara en noviembre luego de las elecciones…