Dólar oficial baja a $ 7.84 y dólar blue a $11.75

La divisa estadounidense desciende dos centavos y medio en las principales casas de cambio y bancos de la city porteña a $ 7,79 para la compra y a $ 7,84 para la venta. El viernes se llevó a cabo la mayor suba desde devaluación del 23 de enero, cuando el tipo de cambio avanzó 88 centavos y medio. Además, acumuló un alza de siete centavos y medio en la semana.

En el segmento mayorista, la moneda estadounidense cotiza a $ 7,81 para la compra y a $ 7,823 para la venta. En la jornada del viernes, el Banco Central tuvo una intervención neutra en el mercado cambiario.

Por su parte, la divisa en el mercado paralelo desciende cinco centavos a $ 11,70 para la parte compradora y a $ 11,75 para la vendedora.

El “contado con liquidación” operó a $ 10,55 y el “dólar Bolsa” a $ 10,33.

Finalmente, el euro oficial cotiza a $ 10,73 para punta compradora y a $ 11,18 para la vendedora.

El dólar blue comenzó la semana con tendencia alcista al ganar 3 centavos y venderse a 11,80 pesos en las “cuevas” de la City porteña, luego de perder 13 centavos la semana pasada.

En tanto, el dólar oficial se vendía sin cambios a $ 7,87, tras sumar 7 centavos la semana pasada. De esta forma, el dólar oficial se ubicaba en los $ 9,44 y el dólar turista o tarjeta a $ 10,62.

Las reservas ya cayeron u$s 73 millones este mes tras el drenaje de u$s 2.850 millones de enero. Las últimas medidas adoptadas por el BCRA, obligaron a los bancos a desprenderse de sus dólares y así el BCRA ya no tuvo la presión de vender. Así y todo, aún no se logra sumar dólares y recomponer las arcas.

Un dato a tener en cuenta es que en poco más de tres meses de mandato, el titular del BCRA, Juan Carlos Fábrega, se ganó la aprobación de la Presidenta para aplicar el ajuste ortodoxo que esperaba el mercado.

Fábrega se transformó en el hombre que acercó posiciones entre el Gobierno y el mercado. La devaluación, la suba de tasas y las restricciones monetaria se combinaron con concesiones al sector privado para generar un veranito cambiario que achicó la brecha cambiaria al 50%.