Contado con liqui inverso

Se trata de un mecanismo por el cual se compran bonos argentinos en Wall Street y los venden en Buenos Aires a un dólar de 7,20 pesos. Así, ganan un 50% más que si ingresaran el dinero a través del mercado cambiario

Todo vale a la hora de sortear las férreas restricciones cambiarias que desde hace más de un año imperan en la Argentina. Y una que surgió en el último tiempo es la de conseguir un dólar más fuerte que el oficial a la hora de ingresar dinero.

Muchas compañías están recurriendo a la compra de bonos argentinos en Wall Street, que luego son vendidos en Buenos Aires a un dólar de $7,20, bastante por encima del oficial, que ayer cerró a $4,79 para la compra.

Es más, para no perder la oportunidad de ganar ese importante margen, muchas compañías están adelantando el envío de fondos al país.

Según publica hoy el diario El Cronista, la empresa compra un bono argentino de alta liquidez que cotiza en Wall Street, como puede ser el Boden 2015 o el Bonar 2017 o bien alguno de los ADRs que más flujo tienen.

Luego, al vender esos activos en la Bolsa porteña, se los liquidan a un dólar diferencial de $7,20, lejos de lo que obtendría si ingresara el dinero a través del mercado cambiario. Una ganancia difícil de despreciar.

Muchas compañías admiten que están adelantando el envío de dinero, ante la incertidumbre con lo que ocurrirá en los próximos meses, fundamentalmente a partir de la puesta en vigor de la Ley de reforma del mercado de capitales, que podría ser aprobada esta semana.

Es que a partir de la nueva norma, el Banco Central tomará el control de las funciones estratégicas de la Caja de Valores, para controlar así la fuga de dólares vía bonos. Y si bien el “contado con liqui inverso” supone un ingreso de divisas, el Gobierno prefiere que se haga en el mercado de cambios, al dólar oficial.