Cayó el negocio de las casas de cambio en Mendoza

El negocio de las casas de cambio cayó el 80% en Mendoza en 2012, como consecuencia del cepo cambiario. Y la imagen es contundente: hoy esos locales del microcentro están casi vacíos, con empleados  de brazos cruzados porque no se concretan operaciones y con reducción en los horarios de atención al público.

Con este panorama y al ser consultados la mayoría de estos locales que compran y venden dinero fueron reticentes a dar pormenores de los problemas financieros que los aqueja a nivel empresarial.
Sin embargo, el testimonio de la firma Cambio Santiago SA ratifica la situación que padece este sector desde que comenzó el cepo cambiario.

“En nuestro caso particular, hemos tenido que bajar diferentes costos en el área de mantenimiento de la empresa y tomar algunas medidas, como reducir la cantidad de horas de trabajo de los empleados”, contó Osvaldo Nasazzi, responsable de la gerencia de cumplimiento de esa firma, que tiene sucursales en San Rafael y San Juan.

Y el ejemplo es claro, esta casa de cambio antes atendía al público en horario extendido de 8.20 a 20.30 e incluso los sábados a la tarde, y ahora los empleados tienen horario dividido por la mañana y por la tarde.
“Estamos haciendo un esfuerzo muy grande porque el tema es complejo y esperamos con expectativas cómo se desarrolla la próxima temporada de turismo tanto emisivo como receptivo que arranca en octubre”, confesó el gerente.
Y para graficar el caso, se remontó al mes de octubre del año pasado cuando comenzaron a caer significativamente las ventas, “los costos de la estructura de la empresa son los mismos, y la situación es muy crítica”, dijo con tono preocupado.
Aunque descartó que por ahora tengan en los planes despedir personal en las oficinas, sí esperan que las medidas a las restricciones de compra de moneda extranjera se flexibilicen en el corto plazo.
Frente a este panorama, Nasazzi relató: “Los clientes no entienden y se enojan con nosotros y creen que nosotros no queremos validar la operación que hace la AFIP”.

El ambiente es de mucha tensión y malestar, sobre todo en los clientes o familias que a esta altura del año quieren planear sus vacaciones y no pueden por estas medidas de la AFIP, que tiene la potestad de aprobar la validación de moneda extranjera.
Y si bien en nuestra provincia aún no tenemos casos, a nivel nacional ya existen casas de cambios que han pedido bajas de patentes, es decir  que cesan sus actividades en forma temporaria por un período de tres meses.
Mientras tanto,  como en la avenida San Martín, abundan los “arbolitos” que tratan de captar los clientes de las casas de cambio que no concretan sus operaciones. Estos coincidieron en que notan una importante baja en la cantidad de empleados que atienden en los comercios autorizados.

Panorama a nivel nacional A nivel nacional, las restricciones a la compra de dólares ya afectaron notablemente el negocio de las casas de cambio.
Los números evidencian con claridad la situación, ya que desde que comenzó el cepo cambiario, las casas de cambio tuvieron que achicar 87% sus negocios.
Uno de los casos emblemáticos que reflejaron los diarios nacionales fue el de Global Exchange, que suspendió su actividad en la Argentina por tiempo indeterminado tras la normativa del Banco Central que limita a bancos públicos la venta de divisas en aeropuertos y puertos.
También existen otras firmas históricas radicadas en Buenos Aires que no tuvieron más remedio que suspender sus actividades porque se les tornó difícil mantener los costos de las estructuras desde que se incrementaron las restricciones que instrumentó el Gobierno nacional.
Otro antecedente del problema quedo reflejado cuando en junio de este año los empresarios del sector solicitaron al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y al Banco Central que les ampliaran las posibilidades de hacer transacciones y que se les permitiera acceder al negocio del comercio exterior, que está en manos de los bancos.