Arranco el CEDIN

Y largaron…

En principio estará abierto por tres meses. Busca dinamizar el sector inmobiliario y conseguir fondos para inversiones en energía. Para los economistas, no impactará en las reservas.

Imagen de un CEDIN

Imagen de un CEDIN

Abrió blanqueo y se espera que su operatoria descomprima la demanda sobre la divisa, que se negocia a $8,03 en el mercado paralelo. El dólar oficial cotiza estable a$5,395

Arrancó el blanqueo de capitales hasta fines de septiembre, quienes tengan ahorros no declarados en dólares o en cuentas en el extranjero podrán legalizar ese dinero en negro con la compra de CEDIN o bonos para infraestructura energética. Dinamizar el mercado inmobiliario y las inversiones en energía es el objetivo macroeconómico central al que apunta la medida, al que algunos economistas agregan el de aumentar el nivel de reservas, aunque son más bien escépticos sobre el éxito que pueda tener en este punto.

Los bonos de infraestructura energética se administrarán como un bono tradicional y pagarán un interés del 4%. Los CEDIN, en tanto, podrán tener cualquier cantidad de endosos y usarse para diversos objetivos, aunque sólo podrán reconvertirse a dólares luego de que alguien en la cadena de endosos los aplique para una inversión inmobiliaria y esa aplicación sea ratificada por el Central. Esto permitirá que alguien que tiene dólares sin declarar blanquee esos ahorros con la compra de CEDIN sin que sea él quien los use para una operación inmobiliaria.

El titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Roberto Arévalo, dijo esta mañana que en el sector, duramente golpeado por la merma en la compra y venta de viviendas que implicó el cepo cambiario, toman la medida “con optimismo y cautela” con la esperanza de que “descomprima el mercado” inmobiliario y “genere confianza en la gente”.

En declaraciones radiales, Arévalo explicó que, en caso de querer comprar una propiedad, “se avisa al propietario, el interesado hace una reserva, el escribano recibe documentación, días antes de la escritura van al banco, de ahí debe pasar al Banco Central y le ponen el sello de ‘aplicado’ al certificado, y el día de la operación todas las partes leen la escritura en el banco y luego se canjean los CEDIN por dólares en la ventanilla”.

El diálogo con la FM Imagina, el economista Nicolás Dujovne vaticinó que “si esto funciona bien, y la operatoria es muy transparente, el CEDIN va a cotizar casi a la par” (es decir, un CEDIN se va a tomar a un dólar). Pero “si no cotiza tan cerca es probable que genere desconfianza y fracase”.

Arévalo dio por hecho que los CEDIN serán tomados al mismo valor que se cambió los dólares, aunque podría haber variantes en el mercado secundario (en el que se pueden negociar los CEDIN endosados). Según el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss, éstos “cotizará en un valor cercano al dólar blue”. Y el economista Miguel Ángel Broda evaluó que la calidad del instrumento para sustituir al blue dependerá “de que su monto sea limitado y que cuando uno vaya a las ventanillas se cambie por verdes”.

Según Dujovne, el otro objetivo del blanqueo es “reforzar las reservas”. Pero ese objetivo, advirtió, choca con el de dinamizar el mercado inmobiliario: para que el segundo funcione, los CEDIN tienen que ser muy fácilmente reconvertidos a dólares por quien recibe el bono, y si esa operatoria es muy ágil la operatoria, las reservas no se van a ver reforzadas.

En la misma línea, Ricardo Delgado, director de la consultora Analítica, opinó que el instrumento puede llegar a ayudar al sector inmobiliario pero “no va a tener un efecto macro sobre las reservas”.

Según el ex titular del Central Martín Redrado, “lo importante es que vengan dólares” y existe un riesgo cierto de que el Gobierno “empapele de CEDIN” el mercado monetario. Dujovne, sin embargo, relativizó esa posibilidad porque, por la ley de blanqueo y su reglamentación, “es virtualmente imposible que el Gobierno emita CEDIN que no fueron generados por una operación sin violar la ley”.