Gobierno liberó el precio de los combustibles, pero no se prevén aumentos

El Gobierno adelantó la “liberación” del precio de los combustibles, que estaba prevista para el 1° de enero del año próximo. De esta forma, serán las petroleras las que decidan el siguiente incremento de las naftas, que estaba previsto para el 1° de octubre. El ministerio de Energía le había solicitado a las compañías que ese aumento se postergara para noviembre.

“No creo que haya aumento de precios”, advirtió esta noche el ministro Juan José Aranguren, tras explicar los detalles del cambio.

Los precios de los combustibles locales venían atados a un acuerdo entre la industria y las provincias, con supervisión del Gobierno nacional. En ese esquema, el sector pactaba importes con revisiones en base a la variación del peso frente al dólar y el precio del barril “criollo”, que es el petróleo de producción nacional. A partir del 1° de octubre, ese pacto perdió la obligación de ser aplicado y cada empresa podrá establecer el precio que le parezca convenientes.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, sostuvo ese esquema del “acuerdo de hidrocarburos” pero siempre adelantó que tenía intenciones de modificarlo. Y, en una nota fechada el 22 de septiembre, se comunicó que el cambio se consumaría a partir del 1° de octubre.