El dólar no para…. no para & & &

Previo al megavencimiento de Lebac del martes y del dato de inflación de julio del próximo miércoles, el dólar anotó su cuarta rueda consecutiva al alza al avanzar este lunes 2,9% (87 centavos) a su récord histórico de $ 30,72 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) donde la divisa trepó 2,3% (67 centavos y medio) a $ 29,925, en una rueda en la que el Banco Central decidió no licitar dólares provenientes del acuerdo Stand By con el FMI pero sí anunció que subastará el martes u$s 500 millones para saciar la demanda de la moneda estadounidense.

Los mínimos de la jornada se anotaron en el arranque en los $ 29,75, 50 centavos arriba del cierre anterior. De esa manera, la demanda por cobertura lució muy sólida desde temprano impulsando una suba de los precios que se fueron espiralizando hasta tocar máximos en los $ 30,35. El volumen operado descendió 17,7% en el segmento de contado a u$s 460 millones, con u$s 162 millones operados en los mercados de futuros MAE.

“Al mediodía hubo algunos operadores que se preocuparon porque no salía el comunicado de la licitación diaria e hizo dudar a muchos y salir a cubrirse. Sin embargo, faltando unos minutos antes de las 13 salió el comunicado oficial del Tesoro anunciando que no iba a licitar porque no tiene necesidad de pesos”, indicaron desde ABC Mercado de Cambios.

Por su parte, el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, afirmó que los precios “se movieron con fluctuaciones bruscas y con cambios importantes en su cotización, en un escenario signado por el nerviosismo y el desconcierto entre ahorristas e inversores”.

En ese contexto, el Comité de Política Monetario del Banco Central se reunió fuera del cronograma que tenía previsto y decidió aumentar la tasa de política monetaria al 45% en procura de quitarle presión al dólar, cuando en la city porteña se vive una nueva fiebre verde, además de intentar frenar la inercia que tiene la inflación, en un clima de desconfianza, al que contribuye la tensión económica internacional.

La entidad que preside Luis Caputo, había dejado inalterada en el 40% la tasa de política monetaria el martes pasado aunque resolvió definir la tasa de Letras de Liquidez ‘LELIQ’ a 7 días -que solo pueden operar las entidades financieras- como su nueva referencia.
Asimismo, la autoridad monetaria anunció este lunes una nueva estrategia en las licitaciones de Lebac, con el objetivo de mejorar la eficacia de la política monetaria y reducir las vulnerabilidades en el mercado cambiario. El FMI dijo que apoya el plan de la entidad monetaria que es consistente con el acuerdo alcanzado entre ambas partes por una línea de crédito Stand-By por u$s 50.000 millones.

El monto a ofrecer en cada licitación de Lebac será menor al que vence y sólo podrá ser suscripto por entidades no bancarias. En la próxima licitación a realizarse el martes, el BCRA ofrecerá un máximo de $ 230 mil millones de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios contra un vencimiento estimado de $ 330 mil millones en manos de los mismos. El monto ofrecido se reducirá nuevamente en las licitaciones de septiembre, octubre y noviembre, y el Banco Central estima que será eliminado durante el mes de diciembre, siempre que las condiciones de mercado lo permitan.

Es menester destacar que un combo de factores locales y externos forma el cocktail que le mete nueva presión al dólar por estos días. Por un lado porque la divisa se fortalece en el mundo con respecto a otras monedas (hoy el real se depreció un 1,3% el peso mexicano 1,6% y la moneda chilena 1%), mientras hay una tensión comercial entre EEUU y China. Incide también la suba del riesgo país en los mercados emergentes por mayores tensiones en el mundo, y ante la posibilidad de un aumento de las tasas de interés en EEUU a partir de septiembre. Por otro lado, la debilidad fiscal de Argentina y su endeudamiento, sumado a los escándalos por la investigación sobre presuntas coimas en la obra pública, hacen que el impacto sea mayor en nuestro país.

De hecho, el apetito por la divisa aumenta en la plaza local debido a que los inversores locales están comprando dólares por cobertura en medio del ruido político desatado por la “causa de los cuadernos” que salpica a políticos y empresarios por un supuesto esquema millonario de sobornos.

En tanto, cabe recordar que el INDEC dará a conocer el miércoles el dato de inflación de julio, que privados estiman alrededor del 3% y que dejaría un acumulado del 19% para los primeros siete meses del año. Asimismo, la Argentina será sometida a partir del martes a la fiscalización del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el acuerdo Stand By, un hecho que no ocurría desde hace 14 años.

En la plaza informal, en tanto, el blue sube un $ 1 a $ 30,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” trepó el viernes$ 1,45 a $ 29,55.

En el mercado de dinero entre bancos, el “call money” subió hasta niveles del 70%, operándose al final al 50%. Las Lebac en el mercado secundario continuaron elevando sus rendimientos, la de corto plazo (2 días) al 60%, y la de 37 días al 49%.

En el mercado de futuros del ROFEX se operaron u$s 1.180 millones, de los cuales casi el 50% se pactaron entre agosto y septiembre con precios finales a $ 30,51 y $ 31,44 respectivamente, con tasas de 39,98% y 38,50% TNA.

Las reservas del Banco Central cayeron el viernes u$s 649 millones hasta los u$s 56.870 millones.