Dólar Ahorro ya suma más de U$S8250 millones

La sangría en el Banco Central continúa, este año ya se vendieron U$S5.000 millones.

Desde que empezó a funcionar, a fines de enero de 2014 hasta el pasado 8 de octubre, se efectivizaron ventas de dólar-ahorro por 8.252 millones de dólares, de acuerdo a las estadísticas de la AFIP, el organismo que autoriza estas operaciones.

De los compradores, más del 90 por ciento retiró los dólares del banco. El resto eligió la modalidad de dejarlo depositado en el banco por un año, sin el pago del recargo impositivo. Pero como para muchos de estos depositantes ya venció el año, también los retiraron del sistema.

Así la casi totalidad de la venta de dólares-ahorro no quedó en el sistema financiero, impactando negativamente sobre las reservas, en lo que se registra como “salida de capitales” y pérdida de reservas del Banco Central.

Para los ahorristas, el sistema terminó siendo un pingüe beneficio al vender el dólar ahorro en el mercado paralelo a un dólar 2, 3 o hasta 4 pesos por encima del valor oficial más el recargo impositivo que luego es recuperado ya que actúa como anticipo de Ganancias o Bienes Personales. Así, con apenas 1.000 dólares-ahorro, la ganancia final en minutos podría rondar, según los momentos, hasta los $ 6.000. Sin embargo, hay que recordarlo, esa operación es ilegal, aunque muy extendida y en alguna manera promovida.

En el primer semestre de 2015, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) autorizó la salida de USD 4.197 millones en concepto de turismo. De acuerdo al cálculo realizado por la Asociación Argentina de Viajes y Turismo (Aaavyt), casi la mitad de esos recursos (USD 2.059 millones) fueron utilizados para abonar pasajes, servicios turísticos y consumos con tarjeta de crédito en el país destino.

Los USD 2.138 millones restantes no fueron utilizados en turismo pese a que la entidad monetaria los englobó en ese concepto. Esos dólares fueron utilizados para cancelar diversos gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera que se realizaron sin que sus tenedores salieran del país.

La mayoría de esas erogaciones está vinculada con distintos servicios que se pagan por internet, como los populares juegos Minecraft y Candy Crush. Los argentinos también piden dólares al Banco Central -a través del pago del resumen de la tarjeta de crédito- para abonar publicidad en Google y en Facebook, hacer compras en Amazon, y pagar la mensualidad de Netflix y Spotify.

Los precios de alquileres en la Ciudad aumentaron 34% en un año
Un informe del Gobierno porteño sobre unidades de hasta 50 metros cuadrados determinó que las rentas más elevadas se registran en los barrios de Palermo ($6.427), Recoleta ($6.101) y Retiro ($5.960)