Kicillof, YPF y Repsol el acuerdo

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, ha confiado este viernes en que el acuerdo con Repsol para la compensación por la expropiación de YPF “se concrete rápidamente”.

“Espero que el acuerdo se concrete rápidamente, es algo para celebrar y lo tienen que celebrar todos los argentinos, sin importar la bandera política”, ha dicho, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial Télam.

El nuevo responsable económico ha indicado que, aunque “todavía hay elementos que resta discutir”, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner “está muy esperanzado con el impulso decisivo que se ha tomado”.

Ayer, ya expresó su “satisfacción” por el principio de acuerdo alcanzado el pasado lunes entre España, Argentina y México porque “no solo incluye las cuestiones del bono y de la compensación, sino que también permitirá que todas las acciones legales se articulen”.

Además, salió al paso de las críticas de un sector de la prensa argentina, aclarando que “era imposible” no compensar a Repsol por la expropiación de YPF. “Lo que no se le iba a pagar era la cifra que reclamaba”, subrayó.

Asimismo, quiso aclarar que “la idea (del Gobierno argentino) nunca fue perjudicar a Repsol” con la expropiación de YPF. “Se armó mucho alboroto porque se dijeron cosas que no eran ciertas”, lamentó.

EL ‘SÍ’ DE REPSOL

El pasado miércoles, el consejo de administración de Repsol valoró “positivamente” el principio de acuerdo sobre YPF y confió en que su desarrollo incluya “términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia”.

También decidió iniciar “en breve plazo” de conversaciones entre el equipo de Repsol y el Gobierno de Fernández de Kirchner con el fin de buscar “una solución justa, eficaz y pronta a la controversia”.

PREACUERDO CON ARGENTINA

El preacuerdo se selló en la reunión celebrada el pasado lunes entre altos directivos de Repsol, los primeros espadas de La Caixa, Isidro Fainé, YPF, Miguel Galuccio, y Pemex, Emilio Lozoya, el ministro de Industria de España, José Manuel Soria, y Kicillof.

El preacuerdo incluye el pago de 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) en bonos soberanos argentinos, sin que exista una compensación en activos materiales.

Asimismo, Repsol ha aprobado el pago de una retribución a los accionistas en sustitución del que hubiese sido el tradicional dividendo a cuenta del año 2013, equivalente a 0,5 euros bruto por acción, bajo la fórmula del ‘scrip dividend’.

Este punto estará sujeto a los correspondientes redondeos de conformidad con las fórmulas previstas en el acuerdo de la Junta General Ordinaria de Accionistas.