Gobierno pagará sentencias del Ciadi y logra préstamos por u$s 3.000 millones

En los proximos 3 años y será exclusivamente para salud e infraestructura. El Ministerio de Economía y el Banco Mundial (BM) llegaron ayer a un entendimiento por el cual el organismo multilateral destrabará créditos por u$s 3.000 millones en los próximos tres años para proyectos de salud, desarrollo rural e infraestructura, según anunciaron en un comunicado conjunto.

Para eso, el Gobierno acordó pagar las sentencias en contra que duermen en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal del Banco Mundial. Esos litigios impagos –cuyo arreglo todavía no se informó de forma oficial– trababan la aprobación de créditos por parte de Estados Unidos y provocaban roces con otros países.

De acuerdo a la información oficial, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el vicepresidente del BM para la región, Hasan Tuluy, anunciaron una “alianza estratégica 2014-2016”, que el organismo terminará de perfeccionar y elevará a su directorio. Eso implicará, según fuentes del BM, desembolsos por u$s 3.000 millones para el próximo trienio.

En el directorio tiene un peso clave Estados Unidos, país que vota en contra del país desde hace unos años. La administración de Barack Obama reclama al país solucionar el litigio con los fondos buitre, pagar la deuda en default al Club de París y las sentencias en contra en el Ciadi. En este último punto, se avanzó en el último mes.

Distintas fuentes oficiales, de organismos multilaterales y del sector privado confirmaron que la Argentina pagará sentencias por unos u$s 1.300 millones en bonos y con una quita considerable. Abonará en total unos u$s 500 millones.

Así, pagará los juicios que ganaron las firmas Azurix (que brindaba agua potable y cloacas en la provincia de Buenos Aires); Blue Ridge (gas); Vivendi (Aguas del Aconquija, Tucumán); National Grid (ex socia de Transener) y Continental Casualty Company (ex socia de CNA ART, con Letras del Tesoro en dólares pesificadas). Todas estas compañías iniciaron juicios con la devaluación, en 2002. Gracias a un arreglo extrajudicial, cobrarán con bonos Bonar 2017 y Boden 2015.

Así, el Gobierno muestra voluntad negociadora a Estados Unidos, en medio del casi perdido litigio con los fondos buitre por u$s 1.500 millones. Según trascendió, no sería el único gesto que hará el Ejecutivo a la comunidad financiera internacional. Lorenzino está en Washington, donde el miércoles mantuvo conversaciones con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew. Hoy participará de la asamblea anual del FMI y el BM. En paralelo, intenta convencer al FMI de que avale el nuevo IPC Nacional.El arreglo extrajudicial para pagar las sentencias iba a anunciarse ayer al mediodía mediante una teleconferencia entre Lorenzino y el vicepresidente en ejercicio, Amado Boudou, que se levantó a último momento, confiaron cerca de Boudou.

El arreglo debe pasar por el Congreso, ya que el Gobierno no reconoció la deuda y no consta en los pasivos del país.

El dinero llega en momentos en que se agota el financiamiento interno y el drenaje de dólares es continuo. “La Argentina ha venido insistiendo en los foros internacionales sobre la necesidad de orientar el financiamiento a la infraestructura social y el desarrollo”, celebró Lorenzino, luego de fotografiarse con el presidente del BM, Jim Yong Kim. El país cuenta en la actualidad con 31 proyectos financiados por el BM, por u$s 6.200 millones. El nuevo acuerdo renovará préstamos que terminarán de pagarse el año entrante, por lo que la cifra final seguirá constante.

Gobierno pagará sentencias del Ciadi y logra préstamos por u$s 3.000 millones