En la City hay listas de espera de cajas de seguridad

El Cepo Cambiario y la Inseguridad fomentan abrir cajas de seguridad en los Bancos

Incide además el temor a entraderas

Los bancos admiten que la demanda de cajas de seguridad tomó nuevo impulso tras la imposición del cepo cambiario. Especialmente, una vez que se disiparon los rumores que-  durante los días más calientes de la corrida cambiaria mencionaban la posibilidad de que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) intentara avanzar sobre ellas. También reconocen que el interés por este tipo de refugio creció en los últimos meses en la Capital Federal a medida que se multiplicaron las noticias sobre entraderas en viviendas.

Un estudio de mercado que recientemente hizo Banca&Riesgo muestra que el sistema consta de 512.000 cajas y opera con un muy elevado nivel de ocupación (95%) pese a que la oferta de este tipo de celdas para atesoramiento y refugio de valores se expandió al 20% en los últimos 3 años respondiendo al estímulo de una demanda sostenida.

Incluso existen listas de espera, especialmente en las casas matrices de cada entidad porque los ahorristas creen que la observación de las normas de seguridad allí son más rigurosas que otras sucursales  y, por lo mismo, la posibilidad de sufrir robos (como los padecidos recientemente por clientes de Banco Macro en Santa Fe) es más baja. La demanda no cede pese a que el costo de alquiler de las cajas aumentó entre un 30 y un 45% el último año.

La idea de regular la oferta de este tipo de servicios no desagrada a los bancos pese a que no intervinieron ni fueron consultados para la redacción de los artículos del proyecto de reforma al Código Civil que se refieren a esta cuestión, dijeron desde varias entidades. Lo que más valoran es el que declara válidas las cláusulas de limitación de la responsabilidad hasta un monto máximo “si el usuario fue debidamente informado” al respecto, toda vez que reduciría el riesgo de enfrentar demandas difíciles de prever en caso de controversia con el ahorrista