El Paro fue total en Argentina

Paralizó a casi todo el país la mayor huelga contra el kirchnerismo.

El secretario general de la CGT disidente, Hugo Moyano, dijo hoy que el paro que convocó junto a la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, y la CTA de Pablo Micheli, fue una manifestación contundente, con una alta adhesión de entre el 90 y 95% y que se trató de un mensaje que el Gobierno tiene que escuchar”.

Moyano y los restantes dirigentes que convocaron a la huelga dieron una conferencia de prensa en la sede de la central obrera en calle Azopardo, donde comenzaron con una ironía acerca del carácter izquierdista del dirigente gastronómico, para burlarse de las declaraciones del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que lo tildó de esa manera en su habitual contacto matinal con los periodistas.

El dirigente camionero subrayó el carácter pacífico de la medida, en la que “no hubo un solo incidente”.

“Interpretamos lo que la gente quería expresar. Quedó de manifiesto la bronca que hay en la gente”, dijo Moyano, quien a su vez rechazó que el impacto de la medida haya sido por los piquetes. “En el puerto, en Aeroparque y en Ezeiza, ¿que piquete hubo?, y sin embargo no se trabajó. Acá la expresión fue la voluntad de la gente, que fue un mensaje al gobierno nacional, por la inflación, los bajos salarios, la inseguridad, jubilados, ese fue el mensaje de la sociedad”.

“No estamos contentos, porque no nos gusta hacer el paro, lo hacemos porque no hay respuesta hacia los reclamos”, dijo Moyano.

Por otro lado, afirmó hoy que “no es golpista” y advirtió que cuando él “peleaba contra los milicos, los señores del gobierno estaban bajo la cama”.

“Acá creen que alguno cambió la historia en mayo de 2003. Señores cuando nosotros peleamos contra el neoliberalismo estos señores estaban calladitos la boca, apoyaban todas las privatizaciones y hoy resulta que son los fundadores de la Patria”, se quejó Moyano.

“Dejémonos de joder con tanta hipocresía, jamás se preocuparon. Alentaron las privatizaciones y ahora se creen los paladines de la reestatización” y “los campeones de los derechos humanos”.