Corte de EE.UU. define el caso argentino

Pese al “shutdown” en el Gobierno de los Estados Unidos, la corte en funcionamiento define el caso de la deuda Argentina por los fondos buitres.

Toda la atención de los inversores y operadores financieros estará puesta nuevamente hoy en la Corte Suprema de los Estados Unidos. El Tribunal retomará la evaluación de su agenda de casos a tratar y crece la expectativa sobre la posibilidad de que se pronuncie sobre la apelación de la Argentina, que le solicitó que intervenga en el juicio que mantiene contra los fondos buitre. El lunes pasado se esperaba una definición de los jueces, pero finalmente se postergó para hoy.

Según la opinión de los analistas del mercado, la Corte Suprema puede adoptar distintas decisiones respecto del planteo argentino: rechazarlo; aceptarlo para su resolución; no pronunciarse hasta que le llegue la segunda parte del juicio (el referido a la forma de pago); o que decida pedir opinión al gobierno de Estados Unidos.

En cualquier caso, el Gobierno argentino aspira a alargar el proceso judicial para ganar tiempo y mantener vigente la medida cautelar que impide momentáneamente la ejecución de embargos para cumplir el fallo del juez Thomas Griesa, que ordenó pagarle a los holdouts 1.330 millones de dólares en efectivo y de una sola vez.

En el Ministerio de Economía los funcionarios confían en que durante 2014, mediante distintas alternativas judiciales, la cautelar seguirá vigente y la Argentina no tendrá problemas en cumplir con los pagos de la deuda que ingresó al canje y que excluye a los fondos buitre.

La semana pasada, Griesa le advirtió a la Argentina que un cambio en el domicilio de pago de los bonos en situación regular sería considerada una acción destinada a evadir sus sentencias. Pero Griesa no se pronunció sobre la ley que aprobó el Congreso para reabrir el canje y de esta forma sostener la misma oferta a los holdouts que la aceptada por los bonistas en los canjes 2005 y 2010. El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, llegará mañana a Washington para participar de la asamblea del FMI y mantener contacto con los abogados que asesoran al país.

Corte de EE.UU. define el caso argentino