Carlos Slim quiere parte de Telecom

La posibilidad de venta de Telecom Italia (TI) –dueña de Telecom en la Argentina– generó revuelo en el mercado local cuando ayer apareció el nombre de la mexicana América Móvil como uno de los eventuales candidatos. Telco, el principal grupo de inversores en TI, quiere vender su participación de 22,4% en el capital de la empresa italiana. Según reportó la agencia Reuters , entre los interesados por adquirir las acciones figura América Móvil, la empresa de telefonía propiedad del multimillonario Carlos Slim y dueña de la marca Claro.

Telco es controlada por la española Telefónica y por los bancos italianos Intesa Sanpaolo y Mediobanca y la compañía de seguros Generali. Cuando se concretó el ingreso de la española, en la Argentina se generó un debate que mantuvo en vilo la operatoria de Telecom en la que también participa el grupo Werthein. Finalmente, hubo una negociación política y el Gobierno autorizó la transacción.

Ahora, de acuerdo con la agencia de noticias, el CEO de la operadora italiana, Franco Bernabe, quiere presentar una nueva estructura de accionistas al consejo directivo que se celebraría el 19 de septiembre.

Junto con Carlos Slim, que en 2013 volvió a ser elegido el hombre más rico del mundo por la revista Forbes , los otros dos interesados por el paquete de Telco son el magnate egipcio de las telecomunicaciones Naguib Sawiris y la operadora estadounidense AT&T. Ninguno de los tres quiso confirmar el interés en adquirir las acciones que tendrían de acuerdo con las fuentes de la agencia Reuters .

“De confirmarse las versiones sobre América Móvil, tendrá que negociar con las autoridades argentinas y brasileñas un proceso de desinversión para no exceder los límites legales en el control del mercado ”, dijo el consultor Enrique Carrier. “Aunque esa adquisición en Italia no se produzca, el hecho de que figuren los nombres de Slim y de AT&T entre los posibles compradores es otra muestra del interés de las empresas del continente americano por sus pares europeas, hoy devaluadas”.