Depósitos del blanqueo se podrán hacer en su moneda de orígen

Depósitos del blanqueo se podrán hacer en su moneda de orígen. La reglamentación que publicó la entidad conducida por Sturzenegger la semana pasada contempla la creación de cuentas especiales que los bancos deberán abrir para sus clientes que se adhieran al sinceramiento fiscal. Entre otros puntos –como que tienen un tiempo de vida limitado en seis meses, que no se pueden hacer retiros en efectivo y que podrán ser creadas desde el banco vía Internet, home banking, en el caso de que el adherente la abra en el banco del que es cliente– la Comunicación “A” 6022 permite que esos depósitos se puedan abrir con pesos, dólares o cualquier otra moneda en la que se tengan ahorros en negro.

El hecho de poder hacer depósitos en dólares ya es una diferencia respecto del blanqueo anterior, lanzado por el Gobierno de CFK, donde la única opción era canjear por bonos o títulos para inversiones inmuebles y, frente al problema de la apreciación del peso que enfrenta hoy el BCRA, genera la ventaja de evitar una demanda repentina por pesos.

El tipo de cambio real –el que mide el poder de compra del peso y, por lo tanto, si la Argentina está barata o cara– se deprecia 26,5% desde la salida del cepo, pero el peso llegó a abaratarse 47,8% en febrero antes de recuperar terreno por la inflación y la baja del dólar.

En el punto 5 de la comunicación permite cuentas en otras monedas, sólo para el blanqueo. “La apertura de las cuentas (…) en moneda extranjera distinta del dólar estadounidense no requerirá la conformidad previa del BCRA”. La aclaración viene a cuenta de que en las normas sobre “Depósitos de ahorro, cuenta sueldo y especiales” se establece que “A solicitud de las entidades, el Banco Central de la República Argentina podrá autorizar la captación de depósitos en otras monedas”. Esa autorización no será necesaria para el caso de las cuentas especiales que se abran para el sinceramiento fiscal.

Las cuentas en monedas distintas del dólar durarán sólo durante los pocos meses de vida de las cuentas de blanqueo. Vencido el plazo, el que haya conservado esos fondos deberá pasarlos a dólares o pesos si aspira a conservarlos depositados.

Según explican en el Gobierno la posibilidad de abrir cuentas en euros, reales o cualquier otra moneda responde a la necesidad de dar una vía de ingreso al mercado legal a esos fondos que –de otra manera– deberían haber recurrido al mercado cambiario ilegal para conseguir pasar a dólares o pesos, las monedas que hoy por hoy aceptan todos los bancos.

El euro es la moneda que cuenta con el billete de más alta denominación en circulación, el de 500 euros, muy utilizado para atesorar dinero por los Argentinos en el exterior según informan desde el Gobierno.