Nuevamente noticia Cristóbal López, por deuda millonaria a AFIP

Desde la compañía, prefieron no hablar de la investigación, pero luego de haber realizado la consulta la semana pasada, el viernes se comunicó la división de Grupo Indalo.

El empresario “K”, Cristóbal López, dueño de Grupo Indalo, tiene serios problemas financieros que pondrían en cuestión la continuidad de sus compañías: le debe impuestos a la AFIP por $8000 millones de pesos, según informa hoy el diario La Nación.

La fómula través de la cual el empresario logró quedarse con esa cantidad de dinero y no pagar los tributos correspondientes a su actividad es la siguiente: de cada litro que vendía de nafta que vendía Oil Combustibles, una de sus empresas, López debía girar a la AFIP un 26% del precio por el Impuesto a las Tranferencias de Combustibles (ITC). Pero no lo hizo y la deuda fue creciendo.

Además de retener el ITC y no depositar esos fondos en AFIP, el empresario C.L. empezó a utilizar esos fondos tanto para la expansión de su grupo como para transferir flujos de capital hacia determinadas empresas con fines variados.

En ese pase de flujos de capital, el más llamativo, según publica La Nación, es un préstamos interno que el empresario “K” le hace a otra de sus empresas, Oil M&S, por $3300 millones de pesos. Esta última compañía es la que el empresario utilizó para comprar los activos de Petrobras en la Argentina, operación que la justicia brasileña congeló por sospechas de pagos de sobornos en el marco de la investigación que hace por el desfalco de la petrolera estatal.

Con un delicado estado financiero en el que se encuentra el Grupo sólo sería posible de afrontar inyectándole a Oil Combustibles, la empresa que acumuló la deuda con AFIP por $7600 millones de pesos, algo que pone en jaque la perdurabilidad del emporio empresarial que armó Cristóbal López durante el kirchnerismo.