Limitarían el contado con liqui

En el día de ayer, el dólar bolsa volvió a caer y cotizó a $13,03, al perder unos 14 centavos, al igual que el “contado con liqui” que retrocedió a $13.24. En caída sostenida, en tres días poco más de un peso al bajar de los $14.27 que marcaban las operaciones de compra-venta de acciones y bonos el miércoles pasado.

La caída del tipo de cambio implícito continúa profundizándose, luego de que la semana anterior se registraran bajos volúmenes de ventas. Las escasas transacciones se comenzaron a notar especialmente desde que Alejandro Vanoli asumió como presidente del Banco Central (BCRA), tras la renuncia de Juan Carlos Fábrega.

Los especialistas analizaron que esa situación se da por las presiones del Gobierno para dejar de adquirir el contado con liquidación, mientras que también se debió a ventas de compañías aseguradoras, que fueron obligadas para dar información de sus pasivos en dólares.

El Gobierno presionó a las aseguradoras para que vendieran sus títulos en dólares, generar una sobreoferta en el mercado local y abaratar así estas operaciones de arbitraje.

Desde el Ejecutivo apuestan a realizar las acciones necesarias para derrumbar este tipo de cambio que está implícito en las operaciones del mercado financiero, que en buena parte sirve de referencia a las “cuevas” para fijar la cotización del dólar libre

La Comisión Nacional de Valores (CNV) avanzaría ahora en una nueva normativa que exigirá a los agentes del mercado contar con su autorización antes de realizar transferencias de bonos al exterior y hacer operaciones de contado con liquidación, consigna el diario Ámbito Financiero.

La propuesta ya estaría redactada, es replicar el esquema que se utiliza actualmente para compras de dólar “ahorro” a través de la AFIP, y desalentar así la dolarización que se da por esa vía sin necesidad de pasar por el mercado cambiario oficial reduciendo a un mínimo las operaciones en la Bolsa de Comercio.

En el mercado descuentan que esta maniobra garantizará una “calma” aparente y transitoria en los tipos de cambio, pero consideran que no será suficiente para mantener en el tiempo este escenario.