Cómo reclamar en AFIP el 35% pagado en 2015

Para reclamar y recuperar los recargos de los viajes al exterior en 2015, hasta el 31 de Enero de 2016 es posible hacer el proceso online para reclamar esta devolución a cuenta de Ganancias o Bienes Personales por ejemplo. El formulario se completa de manera electrónica. Se ingresa en www.afip.gob.ar con la clave fiscal y, entre las opciones de servicios interactivos que se despliegan en la pantalla, debe elegirse la llamada “Siradig Trabajador”. Si esta opción no aparece disponible debajo del título “Servicios habilitados”, se debe ir a “Administrador de relaciones de clave fiscal”; se llegará entonces a una pantalla en la cual, al cliquear en el logo de la AFIP, se desplegarán varias alternativas disponibles ordenadas alfabéticamente: hay que buscar “Siradig Trabajador” y aceptar la adhesión del servicio. Luego, cerrar la sesión para que, al volver a ingresar, ya esté este acceso activo.

Percepciones y pagos a cuenta

Estos montos se declaran para que sean reintegrados

1 – Compras en el exterior con tarjetas
Tras ingresar en “Carga de formulario” (ya en Siradig, dentro de la página de la AFIP), se debe ir a la opción “Otras retenciones, percepciones y pagos a cuenta”. Y bajo el título referido a la resolución 3450 se despliegan varios ítems: el primero corresponde a compras en el exterior o en portales del extranjero. Aquí se cargan todas las percepciones aplicadas por el banco en los pagos con tarjetas de crédito o débito, incluyendo operaciones de adelanto de efectivo y compras hechas con extensiones de las tarjetas, siempre que se hayan cancelado en 2015. La información de estos recargos está en los resúmenes de las tarjetas y de las cuentas bancarias. ¿Qué datos pide el formulario? En primer lugar, identificar en cada caso si es una tarjeta de débito o de crédito (por cada tarjeta hay que abrir una pantalla diferente); luego, el CUIT del agente de percepción (banco), dato que puede verificarse en “Mis retenciones”. Si es débito, el sistema solicita la CBU de la cuenta; si es crédito, el número de 16 dígitos que está en el plástico. Luego se agrega el monto mes a mes.

2 – Paquetes de servicios turísticos
Entre las opciones desplegadas para cargar las percepciones, y en el apartado correspondiente a la resolución 3450, la segunda es la referida a la adquisición, en agencias de turismo, de paquetes de servicios para destinos fuera del país. La primera información requerida es el CUIT de la agencia. Una vez ingresado aparece debajo la razón social de la empresa (dentro del formulario hay casilleros con fondo blanco, que son los que deben completarse, y otros con fondo rayado, en los que aparece información automáticamente una vez que se completa el dato del casillero en blanco vinculado). Luego se elige el mes de la compra y a continuación se va a “Alta de comprobante”. Los datos allí pedidos son: fecha de emisión y tipo de factura, número de comprobante y montos, tanto de la percepción como del total facturado. Una vez completado lo requerido se cliquea en la opción “Guardar”, como al finalizar cada carga realizada en el sistema.

3 – Pasajes a destinos en el exterior
Todavía dentro de las opciones de la resolución 3450, la tercera es la referida a las compras de boletos para viajar hacia o en el exterior, por vía terrestre, aérea o acuática. Un dato para tener en cuenta es que se puede pedir la devolución de las percepciones sólo por los pasajes que correspondan al titular o a los familiares que tenga declarados a su cargo dentro de las deducciones del impuesto. El sistema requiere cargar el CUIT de la empresa que hizo la percepción y varios datos del ticket o pasaje: número, fecha de compra, datos del pasajero, monto total facturado e importe de la carga fiscal. En este tipo de operaciones y también en la compra de paquetes turísticos, si bien ya dejó de aplicarse la percepción del 35%, sí existe desde el mes pasado un recargo del 5% -considerado como un pago a cuenta- cuando la operación se cancela en efectivo. Esa medida fue dispuesta, luego de levantado el cepo, por la resolución 3819 de la AFIP.

4 – Moneda extranjera para viajar
El recargo fiscal del 35% que se aplicó hasta el 16 de diciembre del año pasado en las operaciones de cambio de pesos por moneda extranjera para viajar, también estuvo establecido por la resolución 3450 de la AFIP, razón por la que hay que ir al ítem identificado con esa normativa dentro del formulario electrónico 572 (en la sección de carga de retenciones y percepciones). Para completar el pedido de devolución se ingresan los siguientes datos: fecha de compra, número de la Declaración Jurada Anticipada de Turismo (DJAT); CUIT de la entidad que vendió las divisas y montos (el comprado y el de la percepción). Esa información puede rescatarse de la propia página de la AFIP, en la sección de “Consultas de operaciones bancarias”, o puede obtenerse del comprobante entregado por el banco, que debe guardarse como instrumento de respaldo.

5 – Dólares para el ahorro personal
La adquisición de dólares como una inversión también estuvo sujeta, hasta el mes pasado, a una percepción fiscal, en este caso del 20%, con excepción de quienes optaron por dejar ese ahorro en un depósito bancario por al menos un año (ya bajo la nueva gestión, la AFIP aclaró que, pese a levantarse el cepo, esos depositantes deberán esperar hasta el vencimiento previsto en el banco para evitar que les sea cobrado ese porcentaje; es decir, no se cambió en este punto lo que ya estaba previsto). Quienes busquen ahora recuperar la percepción pagada al llevarse los billetes de dólares deben ir, dentro del formulario interactivo, a “Otras retenciones…” y luego cliquear en el apartado que menciona a la resolución 3583. ¿Datos para tener a mano? Pocos. Esta parte del trámite es sencilla porque ya están cargados los números de las declaraciones que habilitaron las operaciones (se llaman DJAH) y, al ir optando por cada una de ellas, los datos restantes aparecen automáticamente en los casilleros. Sí debe agregarse la fecha de la percepción.

6 – Impuesto a movimiento
La carga fiscal que pesa sobre los créditos y débitos bancarios, más conocida como impuesto al cheque, puede tomarse, parcialmente, como un pago a cuenta del impuesto a las ganancias. Para el trámite de pedir el reintegro se debe ir, dentro de las alternativas de carga del formulario, a la opción de “Otras retenciones…”, y allí este ítem encabeza el listado que se despliega. Los datos a cargar son: CBU de la cuenta, CUIT o CUIL del titular, CUIT del banco y monto. ¿Cuánto se toma como pago a cuenta? Cuando se pagó una tasa del 6 por mil por acreditaciones de dinero en la cuenta bancaria, se considera el 34% del impuesto; cuando la tasa aplicada fue del 12 por mil, se computa el 17% del total. La información sobre el pago de este impuesto está en los resúmenes de las cuentas bancarias.

Deducciones de la base imponible

Conceptos por los que se restan montos del ingreso sujeto al impuesto

1 – Hijos, cónyuge y familiares
Estas deducciones se tienen en cuenta mes a mes para el cálculo del descuento salarial por Ganancias que hace el empleador. Por eso, quien ya las tiene vigentes no debe volver a informarlas, aunque es probable que el formulario interactivo le pida verificar y confirmar datos. Para informar nuevas deducciones, dentro de la opción Siradig, en la página de la AFIP, hay que cliquear en el título “Carga del Formulario”, y luego en “Detalles de cargas de familia”. Son deducibles los siguientes familiares: cónyuge; hijos menores de 24 años o incapacitados para el trabajo; nietos, bisnietos, hermanos, yerno y nuera, todos menores de 24 años o incapacitados; padre, madre, abuelos, bisabuelos, suegros. La condición es que deben residir en el país y no tener ingresos o, en caso de tenerlos, deben ser de hasta determinado monto (que hoy varía según el salario y el lugar de residencia, pero que nunca pueden superar los $ 25.272 anuales). El monto que se deduce depende del vínculo familiar, del salario y del lugar del país en que se viva. La prioridad para deducir es del pariente más cercano.

2 – Salarios del servicio doméstico
Es posible deducir los pagos al personal de servicio de casas particulares; eso incluye tanto los salarios como las contribuciones al sistema de seguridad social. En el formulario debe cargarse el monto total de los pagos, pero luego, la deducción se computará sólo hasta una cifra tope, que hoy por hoy varía según la situación del contribuyente, pero que, como máximo, llega a $ 25.272 por todo 2015. Para informar la deducción hay que ir, dentro de las opciones de carga del formulario, al apartado de “Deducciones y desgravaciones”, y cliquear en el título referido a este tema; tipear después el CUIT o CUIL de la persona que trabaja y agregar luego el detalle de cada pago: mes al que corresponde y montos de la retribución y de la contribución social, ambos con sus fechas de cancelación.

3 – Cuotas y gastos de medicina
Referidos a gastos por atención de la salud hay dos conceptos por los que se pueden cargar deducciones: las cuotas de la medicina prepaga (pagadas del propio bolsillo), tanto por el servicio para el titular como para sus familiares (pero sólo si estas personas están declaradas a su cargo), y los pagos por prestaciones médicas particulares. En el primer caso son deducciones que se consideran mes a mes para el cálculo del descuento salarial que aplica el empleador; en cambio, los gastos particulares se tienen en cuenta en la liquidación anual del impuesto, que se hace en febrero. En el título de “Deducciones y desgravaciones”, dentro del formulario, están ambas opciones. ¿La información para tener a mano? Se piden datos que figuran en los comprobantes de pago. En el caso de las cuotas de los planes de salud se declara el pago total, pero el monto deducible tiene un límite máximo, que está vinculado al ingreso personal. Cuando se trata de gastos médicos particulares se ingresa el valor total de la factura, pero como deducción se tomará en cuenta el 40% de esa cifra.

4 – Seguros de vida y gastos de sepelio
Estas son deducciones que tienen topes máximos muy desactualizados: los montos están vigentes desde hace más de 15 años y, lógicamente, ya no tienen que ver con la realidad. Más allá de cuánto se haya pagado por estos dos conceptos, sólo se tomará, como monto a descontar del ingreso imponible, hasta 996,23 pesos anuales por cada uno. Por un lado, los pagos para un seguro de vida se cargan informando tales aportes, ya sea mes a mes o por rango de meses, con los datos de los comprobantes y el CUIT de la empresa aseguradora. En el caso de gastos de sepelio pueden deducirse los que corresponden a familiares declarados a cargo del titular. También se piden los datos que figuran en el comprobante de pago del servicio.

5 – Intereses de créditos y donaciones
La ley de ganancias permite deducciones de los intereses pagados por créditos hipotecarios, si el dinero fue pedido para reforma o construcción de “casa habitación”. Existe también un límite máximo, que está establecido en 20.000 pesos anuales. Para informar la deducción en el apartado correspondiente dentro del formulario, hay que ingresar los datos del pago y el mes en que se hizo. Por donaciones, en tanto, pueden deducirse las que se hicieron a favor de los fiscos nacional, provinciales y municipales, partidos políticos, instituciones religiosas y organizaciones no gubernamentales (asociaciones civiles o fundaciones) que tengan determinados objetivos en su accionar, y siempre que estén reconocidas por la AFIP como exentas del impuesto a las ganancias, y autorizadas para que las donaciones que perciben sean deducibles.

6 – Deducciones de aplicación automática
Para determinar sobre qué monto se calcula en cada caso el impuesto a las ganancias, lo que se tiene en cuenta es, en primer término, el salario neto. Esto significa que antes ya fueron deducidos (sin necesidad de informar) los aportes a la obra social, al PAMI y a la jubilación (que en total suman el 17% del salario bruto). También se deducen de esta manera los aportes sindicales. La fórmula de cálculo implica que, una vez hechos esos descuentos, se resta también lo que la ley define como “ganancia no imponible” y “deducción especial”, cuyos montos varían en función de cuál fue el salario cobrado entre enero y agosto de 2013. El hecho de que hoy el sistema esté definido (en cuanto a quiénes pagan y cuánto) en función de los ingresos cobrados tres años atrás, es un efecto del decreto 1242, de 2013, que distorsionó fuertemente el esquema y provocó, por ejemplo, que haya quienes no pagan el impuesto aun cuando perciben un ingreso mayor que otros que sí tributan.

Al ingresar en Siradig, la primera pantalla que se tendrá a la vista, dará las opciones para verificar y/o completar los datos personales y los del o los empleadores. Y luego sí, se pasa a la tarea de cargar el formulario.

Si se va a pedir la devolución de percepciones, antes de completar la planilla conviene hacer click (y, en caso de ser necesario, antes activar según la explicación del párrafo anterior) en otros dos servicios interactivos de la página de la AFIP.

Uno es el llamado “Mis retenciones”, un apartado que permite consultar los descuentos hechos al salario por Ganancias (las retenciones) y también todos los recargos del 20 o 35% aplicados por la compra de dólar ahorro u operaciones de compra en el exterior (las percepciones). En la pequeña planilla que se abre al hacer click en esta opción, hay que precisar el período de la consulta, y entre las opciones de “impuesto retenido”, marcar Ganancias o Bienes Personales. La información que allí aparece será útil para completar luego el formulario 572, que tiene varios requerimientos que se detallarán en esta nota, más adelante. Más allá de la obligación de completar el trámite para obtener la devolución del dinero, lo cierto es que la AFIP ya tiene en su poder toda la información, que le fue remitida por los agentes de retención, como bancos, agencias de turismo y empresas de transporte. Si se pagaron percepciones que no aparecen en este listado, podrá pedirse igual la devolución, siempre que se cuente con los comprobantes que respalden las operaciones.

El otro ítem para chequear datos de percepciones es el que corresponde a la compra de moneda extranjera. En la primera pantalla que se abre al ingresar con clave fiscal, hay que ir a la opción “Consulta de operaciones cambiarias” -la misma a la que había que recurrir antes cuando se quería pedir permiso para comprar dólares-. Allí, cada contribuyente encontrará los datos de las adquisiciones de moneda extranjera, hechas tanto para viajar como para ahorrar.

Las percepciones serán devueltas a través del empleador, junto con el salario de febrero que se cobra en marzo (salvo los casos de empresas que ya hicieron las compensaciones en forma mensual para sus trabajadores en particular). La obligación del Estado es reintegrar el monto total, pero la devolución que se hace a través del empleador tiene un límite, que equivale al importe retenido en concepto de Ganancias durante todo 2015. Si queda una diferencia a favor del contribuyente, podrá tomarlo a cuenta del impuesto a los Bienes Personales (si le corresponde) o hacer otro reclamo a la AFIP.

Este año aparece un nuevo ítem entre los conceptos para pedir la devolución de percepciones. Es el que corresponde por un adicional de 5% previsto para las compra de paquetes turísticos o pasajes al exterior que se cancelan en efectivo, según estableció la reciente resolución 3819.

Una vez completado el formulario en Siradig, conviene hacer clic en “Vista previa” para controlar que los datos estén cargados correctamente. Y luego, se envía al empleador (en forma electrónica) haciendo click en la opción correspondiente.

El vencimiento del 31 de este mes de Enero para hacer este trámite corresponde a los asalariados y jubilados. Quienes son autónomos computan las percepciones por compras en el exterior en su declaración anual de Ganancias, que vence entre abril y mayo. Y quienes no pagan Ganancias ni Bienes Personales, están alcanzados por el anuncio hecho esta semana por el Gobierno: a partir del 16 de febrero, se devolverán en cuotas de 6000 pesos los importes retenidos entre 2012 y 2014 que fueron reclamados con el formulario 746 (que aún puede completarse). Y los recargos de 2015 se reintegrarán dentro de unos meses.

Para el caso de los asalariados, se presenta a continuación un detalle de cómo completar el formulario 572 y de qué datos se requieren en cada caso, tanto en lo referido a los pagos a cuenta como a las deducciones.

  • Federico Famiani

    Hola, quisiera hacerles una consulta: yo tengo una extensión de una tarjeta de crédito de mi padre y realicé consumos en el exterior. Al ingresar en la AFIP las percepciones le aparecen a él, por ser el titular. Mi pregunta es si se puede realizar la devolución de esos consumos? Él tributa en ganancias y bienes personales, por lo que las percepciones de mi tarjeta también quedaran como pago a cuenta de esos impuestos?? Saludos y gracias!

    • Estimado Federico, cada extensión es un individuo diferente frente a AFIP, por ende, las devoluciones son para quien haya comprado. Es raro lo que contas, se debe seguramente a que terminó el cepo cambiario, por que siempre las imputaciones de tarjeta de crédito fueron al individuo siempre y cuando vos también estes inscripto en AFIP en alguna catagoría, o tributes en Bienes Personales, o seas un empleado en relación de dependencia. No se cual es tu situación frente al organismo.