Cambios en el régimen de monotributo

En el marco del diálogo político que encabeza Cristina, el titular de la AFIP informó que se duplican los límites máximos para las categorías, beneficiando a 2.250.000 millones de personas. Cómo quedan las nuevas categorías.

Podrán permanecer en el Monotributo quienes facturan hasta $400 mil anuales, si brindan servicios, o hasta $ 600 mil, si son productores de bienes. Además cambia toda la escala del régimen simplificado. Y aumentan los fondos estatales a las obras sociales sindicales.

La nueva escala del régimen de monotributo parte de una facturación de 48.000 pesos anuales para la categoría B de prestación de servicios y de 400.000 pesos para la categoría I y hasta 600.000 pesos para los que se dedican a la venta de bienes muebles.

“Esta medida abarca a una cantidad importante de argentinos, a los más de 2.250.000 personas acogidas al régimen del monotributo; y es una solución a las expectativas de muchos contribuyentes”, resaltó el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray.

La facturación corre hasta el 30 de septiembre y quienes deban cambiarse de categoría pueden hacerlo en el curso de este mes

La facturación corre hasta el 30 de septiembre y quienes deban cambiarse de categoría pueden hacerlo en el curso de este mes

El funcionario expuso la nueva escala del régimen de Monotributo al comenzar la reunión del diálogo social-empresario convocado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para esta mañana en Casa Rosada.

“Llegamos a esta modificación por los antecedentes de reuniones de consejos consultivos que se hacen en la AFIP, más las reuniones con empresarios” en Río Gallegos y en Casa Rosada.

El funcionario remarcó que “en las reuniones con la Presidenta hicimos fuerte hincapié en el desarrollo tecnológico que desde la AFIP, y con la colaboración de otras aéreas del Estado Nacional, permitió perfeccionar los controles”.

“En función de ampliar la posibilidad de desarrollo comercial de los Pymes -agregó Echegaray-, se hizo una modificación general de toda la escala” del régimen de monotributo.

La modificación rige desde el 1 de septiembre, por lo que “como la facturación corre hasta el 30 de septiembre quienes deban cambiarse de categoría puedan hacerlo en el curso de este mes”, puntualizó.

Precisó que la categoría “más baja del régimen de monotributo (categoría b de prestación de servicio) corresponderá a quienes facturen hasta 48.000 pesos anuales”, según la actualización de la tabla que presentó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Mientras que la categoría más alta de prestación de servicios -categoría I- tendrá como máxima una facturación por 400.000 pesos, el doble de lo que estaba vigente hasta ahora.

En el caso de los monotributistas que se dedican a la venta de bienes muebles, la máxima categoría duplica el monto límite de facturación anual y pasa de los 300 mil pesos a 600.000 pesos anuales.

El cruce de la base de datos, remarcó Echegaray, permitió “separar la paja del trigo”, en referencia a los “monotributistas puros que no tienen otra actividad y los trabajadores en relación de dependencia que además tienen un comercio o una actividad por la cual se inscribieron en el régimen” de monotributo.

En ese sentido puntualizó que de los 2,2 millones de personas inscriptas en el régimen de monotributo, 1,5 millones son “monotributistas puros” y otros 740.000 son trabajadores en relación de dependencia que además están inscriptos en el régimen.

Indicó también que el 34% de los monotributistas están radicados en la provincia de Buenos Aires (unos 762.000 personas); mientras que otros 384.000 están en la ciudad de Buenos Aires.

Por cantidad de monotributistas siguen en orden decreciente Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, Misiones, Tucumán y el resto de las provincias del país.