Bajo patentamientos de autos en febrero y AFIP estudia el impuesto a los autos de lujo

Los datos difundidos por ACARA, durante febrero se radicaron 57.967 vehículos contra 63.318 unidades de igual mes del 2013, un año histórico para el sector ya que se patentaron más de 955 mil vehículos.

En los primeros dos meses del año se completó un acumulado de 166.683 vehículos, un descenso del 3,9% en la comparación contra el acumulado del año pasado en el que se habían patentado hasta esta fecha 173.370 unidades.

Abel Bomrad, presidente de ACARA sostuvo: “Se comienza a vislumbrar una caída que parece insinuar una tendencia, lo que no se observa tanto en las cifras acumuladas, porque enero tuvo un buen nivel de patentamientos ya que venía con una importante inercia de diciembre”.

“Al observar el promedio diario de operaciones sí se puede encontrar una caída marcada pero insisto en que habrá que esperar a marzo para poder tener un diagnóstico más preciso ya que históricamente el primer trimestre suele ser una buena muestra del mercado que vamos a tener en el año”, señaló el directivo.

Los datos de la cámara empresaria:

– Volkswagen GOL con 3.830 unidades.
– Ford Fiesta Kinetic con 3.102 unidades.
– Renault CLIO MIO con 2.350 unidades.
– Peugeot 208 con 2.180 unidades.
– Renault Duster con 1.959 unidades.
– Volkswagen Suran con 1.790 unidades.
– Ford Ecosport con 1.613 unidades.
– Fiat Palio con 1.546 unidades.
– Peugeot 308 con 1.487 unidades.
– Chevrolet Classic con 1.412 unidades.
En el segmento de vehículos livianos, las cinco camionetas más vendidas durante ese mes fueron: Toyota Hilux (2.155 unidades), Volkswagen Amarok (1.428), Ford Ranger (1.102), Renault Kangoo Furgon (726) y Peugeot Partner Furgon (711).  No es casualidad estos vehiculos, y no 4×4 de uso familiar como la Renault Koleos o la Tiguan, ya que los vehiculos vendidos no son alcanzados por el impuesto a los autos de lujo, ya que son vehiculos del segmento de uso para trabajo, y no uso recreativo. 

En el rubro vehículos pesados,  la lista de los cinco más comercializados está integrada por:Iveco 170 E (299 unidades), Ford Cargo 1722 (178), Iveco 450 E (175), Mercedes Benz OF 1418 (169) y Mercedes Benz O-500 (72).

Ricardo Echegaray, titular de AFIP, confirmó que el Gobierno el gobierno le pidió un estudio del “impacto” del nuevo impuesto a los autos de alta gama, aunque recordó que ese organismo no tomará esa decisión.

“La reunión con las automotrices se están llevando adelante en el ámbito de la Jefatura de Gabinete, el ministro de Economía y la ministra de Producción (se refiere al de Industria). Pero es cierto que nos han pedido que evaluemos cómo viene la recaudación de impuestos internos y, en líneas generales, cómo ha impactado la ley (el impuesto a los autos más caros)”, indicó el funcionario durante una conferencia de prensa llevada acabo en la sede de la AFIP. Confirmo que “en la AFIP se está estudiando el impacto de la ley y se están estudiando algunas ideas que vinieron de Producción”

Ahora, ¿por qué cae tanto el mercado? La primera razón que surge a la hora de explicarlo es la suba de precios:  en lo que va del año, los autos aumentaron un promedio de 25%,  dicen las concesionarias. “Y hoy (por ayer) mandaron listas de precios con otro 3 o 4 por ciento de ajuste ”, agregan. Frente a salarios quietos, el salto es importante.

“También pesa que tuvimos menos oferta de unidades ”, señalan en una fábrica. ¿La razón? El Gobierno, buscando cuidar los dólares del Banco Central, les impuso un recorte del 20% promedio de las importaciones  en el primer trimestre del año. Dado que la mitad de los autos que se venden en el mercado son importados, la restricción de la oferta es relevante.

Un factor que pesó, aunque en menor medida, es el impuesto interno  para los autos de alta gama, de más de $ 170.000 en salida de fábrica. Ese gravamen hizo que el mercado de los vehículos premium se congelara: en febrero, Audi y BMW, tuvieron una caída de ventas de 82,80 y 83,65 por ciento, respectivamente.

Ricardo Echegaray reiteró que “yo no voy a tomar esa decisión”, al admitir de manera implícita que el Gobierno tiene en estudio esa posibilidad que viene siendo reclamada por las terminales automotrices.

La ministra de Industria ya recibió durante febrero a dirigentes de la Asociación de Fabricantes de Automóviles (ADEFA), quienes ya denunciaron una caída en las ventas del 30% mensual, por la aplicación del impuesto.