AFIP intima a casi 180.000 contribuyentes por bienes sin declarar

AFIP detectó más de 3.500.000 de inconsistencias entre lo que los contribuyentes incluyeron en sus declaraciones juradas de Ganancias y Bienes Personales (DDJJ) y su patrimonio real. Hay 172.500 personas que fueron fiscalizadas y a quienes el ente recaudador comenzó a enviar notificaciones. Les advierte que fueron “pescados” con activos no declarados. El organismo que comanda Alberto Abad prepara un mapa con los datos de cada evasor y el 1 de abril, una vez concluido el régimen de sinceramiento fiscal, aplicará multas de manera inmediata para quienes no hayan blanqueado dichos activos.

AFIP puso la lupa en los grandes contribuyentes e instruyó a sus inspectores a entrecruzar las bases de datos de los registros de la propiedad y del automotor de cada provincia, más los datos provenientes del sistema bancario y del régimen informativo de expensas. Al comparar los datos con las DDJJ presentadas en los últimos dos años por los contribuyentes, el ente recaudador detectó sin declarar: 123.000 inmuebles y 11.200 casas en countries, sin declarar obviamente. La mayor cantidad de esas propiedades se detectaron en 500 barrios cerrados y edificios de Capital y Gran Buenos Aires, y 92 countries y edificios del interior del país, especialmente, Córdoba y Rosario. En total, son unos 15.800 propietarios que evadieron al fisco. Además, la AFIP detectó 2.830 propiedades en construcción y 200 adquiridas en subastas (incluidos campos).

Son 65.000 depósitos y plazos fijos en bancos, 100.000 automotores, la mayoría “autos de lujo” y 13.500 embarcaciones.

Existen 2.431 contribuyentes que adquirieron “dólar futuro” y lo ocultaron al fisco, 4.357 contribuyentes con depósitos en cooperativas y mutuales, 17.495 personas físicas y jurídicas que quisieron evadir el cepo cambiario presentando en 2015 DJAIs por importaciones que nunca concretaron. De esta manera se hicieron de los dólares tergiversando su declaración jurada en Aduana.

Con el intercambio informativo que actualmente está en vigencia con los fiscos de Reino Unido, Itala, Bélgica, Finlandia, Países Bajos, Australia, Noruega, Nueva Zelanda, Dinamarca y Canadá, la AFIP detectó que el 90% de las rentas que logró fiscalizar en 2014 y 2015 no fueron declaradas. Se trata de 1.200 millones de pesos que unos 1.800 particulares y empresas recibieron en el exterior en concepto de honorarios, intereses y dividendos a argentinos pero que estos, contando con domicilio fiscal en el país, no los declararon.

Luego del cruce de esas bases de datos la AFIP detectó 6.300 cuentas en el exterior sin declarar y 3.300 personas con participación en fondos comunes de inversión.

Tras los viajes a Miami, Montevideo y Punta del Este de funcionarios de la AFIP durante 2016, el ente recaudador detectó 2.139 inmuebles no declarados por argentinos en EE.UU. por un total de US$444.000.000.

A esa información accedió el fisco mediante bases de datos públicas. En Uruguay, AFIP pudo detectar que hay casi 2000 propiedades no declaradas de argentinos.

Abad denominó a la última etapa del régimen donde se espera la exteriorización de inmuebles como “la tercera ola del blanqueo”, y hay gran expectativa de la misma. En AFIP confían en que habrá dos factores que empujarán a blanquear. Uno es el efecto temor que esperan que impongan los acuerdos fiscales con otros países. El intercambio automático con naciones miembros de la OCDE a partir de septiembre de este año, nos dará la posibilidad de conocer información sobre saldos de cuentas en el exterior de argentinos en 49 países. En 2018, se suman otros 30 países, entre ellos Suiza, y el ciclo se cierra en 2019 con un total de 100 países, dijeron desde AFIP. También los acuerdos de intercambio de información con Chile y Uruguay, son de suma relevancia. Será muy difícil tener activos sin declarar fuera del país. El otro incentivo es el factor económico. “Los evasores tienen que entender que si no entran ahora, a partir del 1 de abril los intereses y multas a pagar se multiplicarán exponencialmente con multas e intereses resarcitorios que alcanzarán hasta el 200% del valor del activo a declarar. Con el blanqueo la alícuota a pagar es solo del 5%”, indicaron.